Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

FRACKING

Una marcha en bicicleta por Castellón rechaza la fracturación hidráulica

La II Marcha Ciclista Antifracking reunirá mañana en Vallibona a un centenar de personas para recorrer 153 kilómetros en tres días y pasar por algunos de los municipios afectados por el proyecto de extracción de hidrocarburos de la empresa Montero Energy.

Onda Cero Castellón | Castellón
| 25/04/2014

La marcha está organizada por la Asociación por el Medio Ambiente y Contra el Cambio climático (AMA) y la Plataforma Antifracking Comarques de Castelló.


Según ha explicado a EFE la portavoz de AMA, Lucía Pla, se trata de "conjugar disfrute y deporte con la reivindicación", ya que los parajes que se recorrerán son de alto valor ecológico y medioambiental y de gran belleza paisajística.

Esta noche llegarán a Vallibona desde Valencia y desde varias localidades de la provincia de Castellón grupos de participantes, que dormirán en el polideportivo.

La marcha comenzará el sábado a las 11.30 horas desde Vallibona para continuar por las vecinas localidades de Rosell, Canet lo Roig y San Mateu.

En el transcurso de la misma habrá un encuentro con el grupo de Ecologistas en Acción, habrá una charla con la fracturación hidráulica y se instalará el grupo en el pabellón polideportivo de San Mateu para hacer noche.

El domingo se recorrerá desde San Mateu a la Pobla Tornesa, pasando por Les Coves de Vinromà y Vilanova d'Alcolea, y se visitará el monasterio budista, para acabar la jornada con una fiesta contra la fracturación hidráulica.

El lunes, jornada final, se irá de la Pobla Tornesa hacia Oropesa y finalizará la marcha en Castellón, donde a las 18.00 horas habrá una concentración junto a los Iaioflautas de Castellón.

La intención de esta iniciativa es concienciar a la ciudadanía de los peligros que supone la técnica de la fracturación hidráulica, según los organizadores.

Además se pretende "hacer ver a las administraciones que los ciudadanos no nos olvidamos de la amenaza que pesa sobre el territorio, que seguiremos defendiendo la tierra y el agua por la salud y el futuro de los seres humanos que en ella viven, y por el desastre medioambiental que supondría poner en práctica esta técnica".