con los remanentes de 2020

El Ayuntamiento destinará 64 millones a impulsar nuevas obras y la recuperación económica

La Ejecución Presupuestaria alcanza el 75,85% sobre lo ejecutado en 2020 y el 80% sobre lo adjudicado. En inversiones la ejecución alcanza el 33,83% sobre lo ejecutado, un 20% más que el ejercicio anterior. Los proyectos a financiar con estos remanentes se llevarán a aprobación con la primera modificación de créditos del Presupuesto municipal en la primera quincena de mayo

Pepe Requena

Alicante | 27.04.2021 16:54

Manuel Villar y Antonio Manresa tras la Junta Local de Gobierno
Manuel Villar y Antonio Manresa tras la Junta Local de Gobierno | Ayuntamiento de Alicante

El equipo Municipal de Gobierno en el Ayuntamiento de Alicante se marca como prioridad para este ejercicio desarrollar las inversiones que “se puedan ejecutar desde el punto de vista administrativo” con los 64 millones de remanente que han surgido de la liquidación del ejercicio presupuestario anterior.

Se sumarían a los 17 millones que incluye el capítulo de inversiones del presupuesto de este año, 2021. Así lo ha manifestado hoy el portavoz adjunto, Manuel Villar, en previsión de que debido a la crisis sanitaria que ha traído la pandemia; “haya que seguir inyectando ayudas a los sectores productivos de la ciudad”.

La primera modificación presupuestaria con esta liquidación, según ha manifestado Villar “está muy avanzada” y tienen la intención de convocar un pleno extraordinario para su aprobación en la primera quincena del mes de mayo.

No obstante, la intención del Gobierno Municipal para los remanentes de 64 millones resultantes de la liquidación del pasado ejercicio “pasa por No agotarlos al cien por cien” en materia de inversiones.

También “se medirán con detalle las inversiones con carácter plurianual” que están en marcha en estos momentos.

Por lo que respecta a la ejecución presupuestaria en inversiones de 2020, la liquidación ofrece un porcentaje de casi el 34% que mejora en 20 puntos la inversión ejecutada de 2019. Según ha explicado el portavoz, Antonio Manresa, todo ha estado condicionado por la parálisis que ha propiciado la pandemia.

También ha influido la incertidumbre que generó el Gobierno Central que finalmente permitió el uso de remanentes a finales de 2020 de forma limitada.