Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Arbolado | Madrid

El Ayuntamiento de Madrid invierte 30 millones en revisar 545.000 árboles en riesgo

El Ayuntamiento de Madrid estrena un servicio de inspección del arbolado que, con un presupuesto de 30 millones de euros, servirá para actuar en los ejemplares dañados de la ciudad y permitirá revisar en tres años 545.000 árboles maduros o degradados.

EFE | Madrid
| 11/09/2018
Lugar en el que un niño de cuatro años murió tras caerle un árbol encima en el parque del Retiro, en Madrid

Lugar en el que un niño de cuatro años murió tras caerle un árbol encima en el parque del Retiro, en Madrid / EFE

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha presentado en el parque Enrique Tierno Galván el Servicio de Evaluación y Revisión Verde (Server), que complementará los trabajos que actualmente llevan a cabo tanto el área como los bomberos, quienes seguirán actuando en las emergencias.

En el Server trabajarán 136 personas en plantilla, que ya han pasado por el periodo de formación para detectar y resolver las situaciones de riesgo del arbolado municipal, que por su edad y falta de mantenimiento provoca numerosos daños materiales y humanos.

El servicio, que se ha externalizado mediante un concurso público, funcionará los próximos cuatro años y se podrá prorrogar otros dos.

El pasado mes de abril, un niño de 4 años falleció en el parque del Retiro al caerle encima un pino, la cuarta víctima mortal por sucesos de este tipo que ocurrió en la capital en menos de cuatro años.

Pese a que los bomberos realizarán las intervenciones más urgentes en situaciones de emergencia, el Server también acudirá para evaluar las incidencias y las posibles causas e intervendrá en el arbolado para repararlo o talarlo, según ha explicado hoy la directora general Beatriz García.

A lo largo del año, las empresas encargadas de la conservación de las zonas verdes de Madrid realizan tareas de mantenimiento y de inspección.

Aun así, debido a que la ciudad tiene dos millones de árboles y a que algunos están en riesgo por su antigüedad, el cambio climático y la falta de cuidados, el Consistorio ha creado este nuevo servicio que detectará el peligro mediante inspecciones periódicas.

Además de los primeros 545.000 árboles seleccionados por ser viejos o estar degradados, durante la vigencia del contrato se incorporarán aquellos que, dado su crecimiento natural, pasen a ser considerados maduros.

Un total de 21 inspectores se encargarán de realizar estas revisiones programadas al menos una vez, aunque se incrementarán las visitas de ser necesario.

Se ha creado para este servicio una aplicación informática que permitirá sistematizar la recogida de datos y realizar estadísticas que ayuden a conocer el comportamiento del árbol, las tendencias, identificar patrones y de ese modo anticiparse al riesgo.

Las contrataciones de los 136 empleados comenzaron el 1 de agosto con un periodo inicial de formación, y habrá un plan continuo durante todos los años en que se preste el servicio.