Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Presidenta de la Comunidad de Madrid

Cifuentes justifica la obra en la línea 1 de Metro por seguridad y para evitar accidentes

La presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, ha asegurado que el único criterio que se ha seguido para decidir acometer la obra en la línea 1 de Metro es el de los técnicos, que aconsejan llevarla a cabo por seguridad, porque "si no se actúa ahora podría haber un grave problema".

EFE | Madrid | 03/03/2016

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes / EFE

"¿Usted va a asumir que haya un accidente en Metro y que haya muertos? Yo no lo voy a asumir, y como no lo voy a asumir vamos a actuar con toda la rapidez posible para evitar esa circunstancia", ha respondido Cifuentes, en la sesión de control en la Asamblea, al portavoz de Podemos, José Manuel López.

López ha asegurado que la obra se va a hacer "de forma improvisada", cortando todo el tramo afectado a la vez, con un servicio alternativo de autobuses privado que elevará el coste del proyecto y provocando graves molestias de tráfico y de contaminación a la ciudad, y se ha preguntado a quién busca beneficia esta operación si se va a realizar a pesar de todos estos inconvenientes.

También el portavoz de Cs, Ignacio Aguado, ha preguntado a Cifuentes por esta cuestión, y ha criticado a la presidenta por anteponer sus "criterios políticos" a los criterios técnicos al ejecutar el proyecto.

Cifuentes ha insistido en que "sólo hay una razón" para acometer la obra, la seguridad, al tratarse de la línea de Metro más antigua "de toda España", con 97 años de vida, que requiere consolidar el túnel, reforzar el trazado y modernizar el suministro de electricidad.

"Los técnicos han dicho que hay que actuar lo antes posible, pero que sea urgente no significa que sea improvisada", ha defendido la presidenta, que ha negado que no se haya hablado sobre esta cuestión con el Ayuntamiento de Madrid, y ha asegurado que se han producido ya cinco reuniones. "No enreden, no busquen enfrentamientos".

Ha recalcado, en este sentido, que se está buscando la cooperación de "todos", con idea de reforzar la línea 9 de Metro, las líneas de Cercanías que pasan por ese tramo y las 44 líneas de la EMT que circulan por la zona.

La presidenta, que ha precisado que no se va a cortar toda la línea (afectará a 23 de las 33 estaciones, y 13,5 de los 23,3 kilómetros), ha dicho que son los técnicos los que aconsejan acometer todo el tramo de una vez porque "fraccionarlo causaría además de problemas de seguridad, muchas más molestias".

Y ha recordado que la obra se hará entre finales de mayo y finales de septiembre, meses en los que "la curva de usuarios cae hasta la mitad".

José Manuel López no ha negado la necesidad de hacer la obra, pero lo "insensato" es cómo se va a hacer, "de forma improvisada" y dejando a 350.000 usuarios "sin alternativa", más allá de "licitar por tres millones de euros unos autobuses que no cumplen con la homologación de la EMT, que sólo van a poder absorber el 10 % de la demanda y que van a colapsar las calles".

"En términos económicos su propuesta es un desastre, no sólo por la obra, sino por lo que va a costar a los madrileños el transporte; y en términos de calidad de vida y planificación la factura no hay cómo pagarla", ha resumido López, que se ha preguntado, por tanto, a quién se pretende beneficiar con la misma.

"Antes de que fuéramos conociendo los sumarios de Gürtel y Púnica los madrileños podrían pensar que esta propuesta poco racional podría ser por incapacidad de gestión, pero tras conocer estas tramas se ha quebrado la confianza, no nos fiamos", ha seguido diciendo el portavoz de Podemos.

Ignacio Aguado, por su parte, ha pedido a Cifuentes que muestre los informes técnicos que recomiendan acometer la obra de una sola vez, y ha reprochado que hasta esta misma semana no se haya reunido con el Ayuntamiento y sólo haya tenido una conversación con la EMT.

"Si hubieran tenido la ocasión de reunirse con ellos y hubieran antepuesto los criterios técnicos a los políticos, a lo mejor se habrían dado cuenta de que la EMT tiene más de 50 autobuses a disposición de este tipo de servicios, y que podrían utilizarlos para cubrir en parte el servicio que quiere externalizar con empresas privadas", ha dicho Aguado.

También sabría el Gobierno, ha seguido diciendo Aguado, que ya existen líneas de la EMT que están cubriendo prácticamente el mismo recorrido que la línea 1, y que sacar a concurso este servicio de autobuses "no es pacífico en términos jurídicos" y podrían conllevar una demanda.

Aguado ha apuntado que esto ocurre al "anteponer criterios políticos a los técnicos", y ha recordado otros casos en administraciones gobernadas con el PP, que "han construido aeropuertos vacíos, parques de bomberos en la Comunidad que llevan seis años cerrados o carreteras que no van a ningún sitio".