Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Los Mossos d'Esquadra están investigando el crimen

Minuto de silencio en Castelldefels por el asesinato de los cuatro miembros de una familia

El Ayuntamiento de Castelldefels ha decretado un minuto de silencio a las doce del mediodía por la muerte por arma de fuego de un matrimonio y sus dos hijos, ambos menores de edad, cuyos cadáveres han sido hallados la noche del miércoles en su casa.

EFE | ondacero.es | Madrid | 06/08/2015

El Ayuntamiento de Castelldefels ha decretado tres días de luto y un minuto de silencio a las 12 del mediodía. Además, ha convocado un pleno extraordinario en repulsa por el crimen ocurrido anoche en la ciudad en el que un hombre mató supuestamente a su mujer y a sus dos hijos y luego se suicidó.

La corporación municipal se concentrará al mediodía para guardar un minuto de silencio en la plaza de la Església, frente al edificio del ayuntamiento, según han explicado fuentes municipales.

Los cadáveres fueron hallados anoche, después de que los Mossos d'Esquadra recibieran un aviso, sobre las 20.45 horas, informando de que había cuatro personas muertas en la vivienda de la familia, en Castelldefels. Los agentes hallaron en el domicilio a una pareja muerta por arma de fuego, junto a los cadáveres de sus dos hijos, menores de edad, también con disparos.

La principal hipótesis apunta a que el hombre de 61 años habría matado a su mujer de 45 y los dos pequeños, de 12 y 7 años, y luego se habría suicidado en la vivienda familiar. El juez encargado del caso ha ordenado el secreto del sumario.

Una vecina de la familia que presuntamente fue asesinada por el marido, que después se suicidó, ha explicado que alertó varias veces a los Mossos d'Esquadra por las peleas constantes que se producían en el domicilio. Aunque no las presenció, declaró que se "oían gritos e insultos". Los Mossos y la Policía Local habían acudido en ocasiones al domicilio alertados por varios vecinos, pese a que no consta que ella le denunciara.

Una vecina de la familia, Josefina García ha dicho a los medios de comunicación que no oyó ningún grito procedente desde la casa en la que residía la familia ni tampoco escuchó "ruidos de armas", en alusión a los disparos que acabaron con la vida de los cuatro miembros de la familia.

También ha precisado que sabía de las peleas del matrimonio por los gritos que oía, pero que nunca presenció ninguna de ellas. Los Mossos investigan lo ocurrido la noche del miércoles en el número 7 de la calle 13 bis de esta localidad costera barcelonesa en la que presuntamente el marido mató a su mujer y a sus dos hijos, ambos menores de edad, y que posteriormente se suicidó con un arma de fuego. La vecina ha añadido que durante las peleas se oía a los niños llorar, lo que le daba "mucha pena" y esa fue una de las razones por las que denunció los hechos a la policía catalana.

Sin embargo, no consta que haya ningún proceso abierto contra el hombre por violencia machista por denuncia de su mujer, según las mismas fuentes. El hombre, de origen uruguayo, y su pareja, de origen bielorruso, tenían nacionalidad española, al igual que sus hijos.

Los Mossos d'Esquadra mantienen una investigación para aclarar los motivos que llevaron al hombre, que había estado casado anteriormente con otra mujer, a matar con arma de fuego a los tres miembros de su familia. Los agentes también tratan de descubrir de dónde sacó el hombre el arma con el que cometió el crimen. El juez que investiga el caso ha ordenado el secreto del sumario. El ayuntamiento de Castelldefels ha decretado hoy tres días de luto, un minuto de silencio y ha decidido celebrar un pleno extraordinario como repulsa por el crimen de anoche.