Urbanismo

La Gerencia de Urbanismo refunde en un texto las normas, interpretaciones y modificaciones del PGOU de 1999

El concejal de Urbanismo, Roberto Tejada, considera que ha llegado el momento de abrir el debate para modificar el Plan General, ya que lleva cerca de 60 modificaciones

Redacción

Albacete | 25.07.2022 06:05

La Gerencia de Urbanismo refunde en un texto las normas, interpretaciones y modificaciones del PGOU de 1999
La Gerencia de Urbanismo refunde en un texto las normas, interpretaciones y modificaciones del PGOU de 1999 | OCR Albacete

El Ayuntamiento de Albacete, a través de la Gerencia de Urbanismo que dirige el concejal Roberto Tejada, ha refundido en un texto las 57 modificaciones que lleva el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente, que data de 1999, para “facilitar su consulta, ya que es un texto urbanístico que ha requerido de numerosas aclaraciones, modificaciones e interpretaciones, y los ciudadanos y ciudadanas necesitan disponer de un documento lo suficientemente clarificador de las normas urbanísticas municipales”.

El concejal de Urbanismo y Vivienda ha señalado que la última modificación incorporada al PGOU, la número 57, es la que afecta a los parques de Abelardo Sánchez, Jardinillos y Fiesta del Árbol, y es la que da cobertura, entre otras cuestiones urbanísticas, al proceso por el que el Ayuntamiento de Albacete sacará a licitación en breve la obra del nuevo refrescante del parque de Abelardo Sánchez.

Ese proyecto está prácticamente listo para su licitación, a falta de una modificación respecto al número de aseos, “y el refrescante será una realidad en virtud de esta modificación del PGOU que nos da seguridad jurídica para proteger nuestros parques históricos -Abelardo Sánchez, Jardinillos y Fiesta del Árbol- y poder salvaguardar las dotaciones existentes”.

En este sentido, este cambio del PGOU contempla que no se podrá modificar el emplazamiento de estatuas y otros elementos de mobiliario urbano, cuando sean de carácter histórico o consustancial con el diseño del parque. En cuanto a los cerramientos, no pueden ser modificados en su diseño característico excepto con soluciones integrales y siempre que no formen parte de los edificios catalogados.

Así, estos tres parques consiguen que los usos terciarios que existían con anterioridad al planeamiento urbanístico vigente, como son cafeterías o restaurantes, los del tipo de refrescantes, cuenten con cobertura para que puedan seguir prestando su servicio de hostelería y no queden solo restringidos a usos culturales o deportivos.

“Está claro que era necesario este texto unificado, porque gran parte del tiempo de atención al público en la Gerencia de Urbanismo se dedicaba a clarificar estas cuestiones del PGOU”, ha indicado Tejada, adelantando que ya están en estudio otras dos modificaciones, una para facilitar otros usos en suelos rústicos, ampliando la edificabilidad actual, como la construcción de colegios o institutos que no pueden instalarse por cuestión de espacio en el casco urbano, o la revisión de las normas urbanísticas de Carretas, porque en las circunstancias actuales, y a título de ejemplo, darle uso al edificio Azaña es complicado”. En esta línea, ha destacado que para este edificio de la calle Alcalde Conangla han existido hasta tres propuestas, dos de ellas sanitarias, “pero no se han podido autorizar”.

No obstante, el concejal de Urbanismo y Vivienda considera que de cara a la próxima Corporación es necesario abrir el debate para diseñar un nuevo PGOU, “puesto que lo que se pensaba en 1999 no es lo que nos vale para ahora”. Así, a título de ejemplo, ha sugerido la necesidad de buscar una solución a las urbanizaciones irregulares, de tal forma que se les obligue a legalizar su situación, dándoles todas las facilidades posibles.