Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

IBA A CELEBRARSE ESTE DOMINGO

La plataforma Sí a las Terrazas de Palma pospone el referéndum para llegar a un acuerdo con Cort

Los restauradores esperan alcanzar un consenso con el Ayuntamiento de Palma que facilite tanto la convivencia con los vecinos, como la normalización de los horarios.

Europa Press
 |  Baleares | 15/01/2020
Una de las terrazas de la calle Blanquerna de Palma.

Una de las terrazas de la calle Blanquerna de Palma. / EP

La plataforma Sí a las Terrazas de Palma, que está liderada por la Asociación mallorquina de Bares, Cafeterías y Restaurantes que está vinculada a CAEB, ha decidido posponer momentáneamente el referéndum sobre las terrazas que debía celebrase este domingo para llegar a un acuerdo con Cort.

Según ha informado la Plataforma este martes en una nota de prensa, el motivo de esta decisión es la propuesta de los restauradores de usar sensores de ruido que "ayuden a compatibilizar el derecho a la tranquilidad y descanso de los vecinos con un normalizado horario de apertura de las terrazas de la Lonja".

Se trata de un proyecto tecnológico experimental que ya se ha puesto en funcionamiento "con éxito" en otras ciudades de la península, ha explicado la Plataforma, y que "se basa esencialmente en un detector de decibelios que al superarse unos mínimos emite un aviso en forma de texto luminoso a los clientes de las terrazas".

Para la Plataforma, es una medida que ha de ser tenida en cuenta por el Ayuntamiento de Palma, a fin de acordar la normalización del horario de cierre de las terrazas, igualándolo al resto de la ciudad.

Tras la decisión de anular el referéndum e iniciar un camino propositivo, la Plataforma ha asegurado que fuentes municipales han considerado la noticia una "buena iniciativa" que puede sumarse a otras, también tecnológicas de control de ruidos, que el Ayuntamiento está proyectando.