Recortes en la sanidad pública balear

La Consellera de Salud rectifica y aplaza los recortes en el Hospital de Manacor

La consellera de Salud, Familia y Bienestar Social, Carmen Castro, ha anunciado este miércoles el aplazamiento "durante unas semanas" de las medidas de ajuste en el Hospital de Manacor que este martes provocaron la dimisión de sus responsables de Urgencias, para poder llegar a un acuerdo con los profesionales.

ondacero.es

Baleares | 02.02.2012 00:00

La consellera de Salud, Familia y Bienestar Social, Carmen Castro, ha anunciado este miércoles el aplazamiento "durante unas semanas" de las medidas de ajuste en el Hospital de Manacor que este martes provocaron la dimisión de sus responsables de Urgencias, para poder llegar a un acuerdo con los profesionales.

Castro se reunió este miércoles durante dos horas con el equipo directivo del Hospital de Manacor, jefes de servicio y sección del centro y directivos del Ib-Salut para "estudiar la situación que se planteó ayer (martes)" y han decidido aplazar por el momento la reestructuración del servicio de Urgencias, según ha anunciado en una rueda de prensa.

La instrucción de Ib-Salut de reducir de 20 a 15 los médicos especialistas de guardia a partir del 1 de febrero provocó la dimisión de los jefes de servicio y de sección de Urgencias del Hospital de Manacor, Pere Serra y Joan Bennaser, respectivamente, así como una manifestación espontánea de protesta en el centro hospitalario.

"Para evitar un impacto mayor de esta medida se ha decidido revisarla y adecuarla y tomarnos más tiempo", ha asegurado Castro, que ha puntualizado que los planes de austeridad de la Conselleria en este centro siguen vigentes porque "arrastra un déficit de más de 40 millones".

"No tenemos más remedio que plantearnos medidas de ahorro porque hay que continuar con la asistencia y vamos a buscar entre todos las medidas que tengan menor impacto", ha insistido Castro.

Además de haber acordado el aplazamiento para que los médicos puedan estudiar cómo cuadrar las guardias, en la reunión se ha decidido que los dos profesionales que habían dimitido ayer sigan en sus cargos y ayuden en la revisión de las medidas.

El gerente del hospital, Rafael Santiso, ha detallado que los responsables de Urgencias reclaman tiempo para poder aplicar las medidas de ajuste para el control del déficit que se tengan que adoptar y "sobre todo piden poder cuadrar las guardias y los horarios con los profesionales".

Castro ha admitido que "aplazar la medida unas cuantas semanas no va a suponer un grave problema" y se pospone para conseguir el máximo consenso al definir de qué especialistas se puede prescindir en alguna guardia.

"Les he pedido a los médicos que tienen que ayudarnos en esta situación difícil porque tenemos que aplicar medidas aunque no es del gusto de nadie, ni mucho menos nuestra que también somos médicos, pero es una situación excepcional que requiere medidas excepcionales. Tenemos que seguir para asegurar a los ciudadanos la sanidad pública, los servicios y la sostenibilidad del sistema", ha defendido.

Castro ha subrayado que los médicos son muy conscientes de la situación y "son quienes pueden detectar más bolsas de ineficiencia dentro del hospital".

La consellera ha admitido que la medida se adoptó con prisas: "Desde el primer día quiero buscar el máximo consenso con los profesionales pero a veces es difícil porque en el día a día vas más deprisa de lo que uno querría", ha dicho.

La propuesta de la Conselleria suponía reducir los médicos de guardia en Urgencias. En concreto se reducían guardias de psiquiatría, anestesia (quedaba uno de guardia), urgencias (quedaban entre tres y cinco médicos por turno), ginecología (quedaba uno de guardia), y un turno de pediatría a partir de las 20 horas.

Castro ha señalado que el aplazamiento supone que se van a establecer con los profesionales los criterios para reestructurar el servicio. "Vamos a empezar de nuevo con esta medida", ha afirmado.

También ha indicado que espera a conocer las propuestas el Ministerio de Sanidad en la reunión del consejo interterritorial porque la situación "no es un problema de Manacor o de Baleares" sino nacional.

Sobre la destitución del coordinador del centro de salud de Son Serra-La Vileta, Alfons Ramon, ocurrida hoy, Castro ha explicado que ha sido decisión del subdirector de Atención Primaria por "pérdida de confianza -"algo habitual en sistemas sanitarios", ha afirmado- y ha negado que tenga relación con su participación en un manifiesto de denuncia sobre la situación crítica en Atención Primaria.

Temas