El ex árbitro aclara el motivo de su polémica retirada

Paradas Romero: "Díaz Vega me faltó al respeto y me recriminó no haber expulsado a Mourinho"

Después de varios meses de silencio, José Luís Paradas Romero explicó en Onda deportiva los motivos de su prematura retirada del arbitraje. El antequerano aclara la polémica con Manuel Díaz Vega, director técnico del Comité Técnico de Árbitros, motivo para su retirada.

ondacero.es

Málaga | 17.09.2013 15:35

José Luís Paradas Romero, ha sido homenajeado en Antequera siendo nombrado 'Hijo Predilecto' por el ayuntamiento antequerano por su trayectoria deportiva, además de recibir de la Federación Andaluza de Fútbol la medalla de oro del fútbol andaluz.

Tras su retirada, el arbitraje malagueño carece de representante en Primera división, categoría que dejó tras un desagradable incidente con el director del Comité Técnico, Manuel Díaz Vega. Todo aconteció tras el partido Real Madrid - Rayo Vallecano el 17 de febrero de 2013 donde, según explica Paradas, Díaz Vega le recriminó que debía haber expulsado al por entonces entrenador madridista José Mourinho. "Tuve un problema bastante gordo con él. Me faltó al respeto de una forma fuera de lo normal y no se puede consentir. Me recriminó que no expulsara al entrenador del Madrid, que tenía que haber sido más contundente, precisamente a mí que, con mis aciertos y mis errores, nunca me ha temblado el pulso en mis decisiones. Entiendo que fue una persecución hacia mi persona", dijo. Precisamente, en su trayectoria arbitral el malagueño expulsó en dos ocasiones a José Mourinho, la primera en un partido de Copa del Rey (Real Madrid - Real Murcia) y la segunda en Liga (Villarreal - Real Madrid)

"Sé que hubiese hecho lo que fuera, me habrían despellejado por una cosa y otra porque era una persecución a mi persona", afirmó Paradas cuando se le inquirió si los problemas no se hubiesen presentado en caso de haber expulsado por tercera vez al técnico portugués.

Paradas se muestra sereno y convencido de haber hecho lo más conveniente tras lo sucedido. "Seguro que se abren otras puertas. Quien más gana con esta decisión es la familia y yo estoy con la conciencia muy tranquila. Me quedo con lo bueno de los años vividos porque hay cosas que se te escapan de las manos y que no puedes controlar", sentenció.

LO MÁS