Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Los errores arbitrales resultaron decisivos

2 - 1: EL MÁLAGA VOLVIÓ A SER VÍCTIMA DE SU INDOLENCIA

Un gol de Trejo en el tiempo de descuento condenó al indolente Málaga en El Molinón. Van Nistelrooy marcó al filo de la conclusión, lo que parecía salvar un punto sobre el pitido final, pero una vez más el equipo no supo amarrar el resultado en los instantes finales.

ondacero.es | Málaga
| 15/01/2012

Las decisiones arbitrales del madrileño del Cerro Grande perjudicaron al Málaga. Cronológicamente, la tarjeta amarilla a Toulalan por petición de los locales en el minuto 10 le condicionó para el resto, además le impedirá jugar el domingo contra el Barcelona; el primer gol del Sporting se produjo en fuera de juego; y, por último, un penalti a Cazorla mediada la segunda parte sólo lo obvió el colegiado madrileño. Tres decisiones, junto a otras de menor importancia, que decantaron el partido del lado local.

Sin embargo, no sería bueno escudarse en la actuación arbitral para justificar lo acontencido en El Molinón. El Málaga tiró el primer tiempo. Su falta de ambición y los fallos en defensa a balón parado, condenaron al equipo. Lo quiso corregir en la segunda mitad pero hecho lo más difícil tras lograr el empate, encajó un gol definitivo en la prolongación y por un nuevo desajuste defensivo.

Durante los primeros 45 minutos Juan Pablo, portero de los asturianos, fue un espectador ante la indolencia del Málaga. Por el contrario, a base de casta y en contadas ocasiones, el Sporting pisaba el área de Caballero. Tras los avisos de Gregory, Novo y Barral y sin reacción de los albicelestes, llegó el gol de Gálvez al rematar un saque de falta en posición antirreglamentaria en la frontal del área pequeña. No hubo respuesta antes del descanso y el Sporting se replegó descaradamente jugando a favor del marcador.

El Málaga intentó dar un paso al frente sin mucha convicción en la segunda parte y Pellegrini, quizás algo tarde, introdujo a Juanmi (58'), Buonanotte (Eliseu) y Rondón (82') para revertir la situacion por Seba, Eliseu y Mathijsen. Tras las ocasiones de Cazorla, Eliseu al palo y Van NIstelrooy que salvó Gregory bajo palos, fue el holandés el que empató en el 87'. La pared con Buonanotte en la frontal del área -siempre por el centro para en la mayoría de las veces toparse con un muro- la culminó con un diparó que sorprendió a Juan Pablo.

Parecía incluso que podría tener tiempo el Málaga de ganar pero no fue así. Un desajuste defensivo permitió a Trejo probar fortuna desde lejos sin nadie que le estorbara. El argentino logró un golazo que desató la locura en El Molinón.

Excesivo castigo para el conjunto de Pellegrini que una vez más, y ya son muchas, muestra una imagen pobre a domicilio y confirmista y que no sabe imponer su mayor calidad al empuje y casta de los rivales.