Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PUEDE SER DESTITUIDO DE SU CARGO

El seleccionador de Bolivia, envuelto en una pelea callejera: "tráeme una pistola que voy a matar a ese hijo de p..."

A Mauricio Soria, seleccionador boliviano, no le gustó que su empleado le mojara los asientos de su camioneta al lavar el vehículo y le agredió en mitad de una calle de Cochabamba, Bolivia. La víctima reconoció haberse defendido: "No iba a quedarme de brazos cruzados", y aseguró que el técnico le pidió una pistola a su mujer.

Redacción | Madrid
| 20/04/2018

Manuel Talamani, el joven agredido asegura haber pedido al seleccionador que no le hablara mal y que la respuesta de este fue: "Yo te hablo como a mi me da la gana porque vos sos un empleado de mierda".

Fue entonces cuando Manuel quiso irse pero el técnico le persiguió, mientras le decía "ven acá pendejo de mierda, hijo de puta", y le pateó, a lo que él intento defenderse pegándole un puñetazo en el ojo.

Según el joven, en ese momento, Soria pronunció: "Tráeme una pistola que voy a matar a este hijo de puta", y se quitó el cinturón para comenzar a golpearle con la hebilla del mismo.

No solo el joven agredido, que asegura vivir con Soria desde hace más de un año, se ha defendido ante la televisión 'Unitel', sino que el seleccionador también quiso mostrar cómo había quedado su ojo después de recibir un puñetazo por parte de su empleado.

El comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol ya analiza una posible rescisión del contrato del seleccionador que podría perder su puesto tras su violento episodio.