Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EUROLIGA | LABORAL KUTXA 81 - 71 CSKA

El Laboral Kutxa sorprende al CSKA en el Buesa Arena

Lo tenía complicado el Baskonia ante uno de los 'cocos' de la Euroliga. El CSKA visitaba el Buesa Arena con todas a su favor, pero los de Perasovic estuvieron muy acertados desde el principio del encuentro. Su gran renta les permitió llegar al final del partido igualados, momento en el que se despegaron de un desacertado CSKA.

EFE | Madrid
| 21/01/2016
Cory Higgins entra a canasta ante la defensa del Baskonia

Cory Higgins entra a canasta ante la defensa del Baskonia / Efe

El Laboral Kutxa desplegó su mejor versión para doblegar al CSKA Moscú en el Buesa Arena, 81-71, y sumar su segundo triunfo en la cuarta jornada del Top 16 de la Euroliga. Los de Velimir Perasovic estuvieron a su máximo nivel de juego e intensidad durante los 40 minutos del encuentro y siempre fueron superiores a los rusos que fueron a remolque de lo que le dictó el conjunto vitoriano.

El Baskonia rompe su racha de dos derrotas seguidas y recupera el paso para aspirar a un puesto entre los cuatro primeros en las diez sesiones que restan. Una jornada más Bourousis fue el termómetro del juego vitoriano, con 19 puntos, 13 rebotes y 30 de valoración.

Encontró además el apoyo de Causeur, con 15, y 13 de Adams, mientras por los rusos Teodosic, con 18, fue el mejor hasta que una descalificante le envió a la caseta en el último minuto. El Laboral Kutxa aplicó desde el salto inicial una defensa asfixiante y un ritmo vertiginoso con el que desarboló la pausa y control que imprime el CSKA a sus duelos.

Dominadores desde el inicio

Logró un cómodo dominio del marcador, 15-8, minuto siete, ante un rival superado por la puesta en escena local. Se encontró el Baskonia en su mejor escenario para cerrar el primer acto con un amplio 18-10 Con la mejor versión del recuperado Bourousis y su trabajo de intimidación en ambos aros se escapó el Laboral Kutxa, 27-18 al alcanzar la recta final del primer tiempo.

Superó el todos los frentes al equipo moscovita que no encontró la manera de frenar el vendaval de baloncesto al que le sometió el Baskonia guiado por el poste heleno, 12 puntos, ocho rebotes y 15 de valoración al intermedio.

Un tiempo muerto del preparador ruso refrescó las ideas a sus hombres que con las acciones de Hines, Teodosic y Kulagin, les permitieron recuperar el paso y llegar al intermedio con el marcador equilibrado, 34-34. Repitió el guión el Baskonia con otro inicio frenético tras el descanso y con los puntos de Shengelia y Causeur puso tierra de por medio, 46-38 a los tres minutos.

Apretado y dulce final

Se elevó la intensidad física en cada defensa por parte de los dos equipos. El Baskonia aceptó el envite, se metió en la refriega sin ceder el mando del partido y gestionando un colchón de media docena de puntos de ventaja. Tuvo que agarrarse el CSKA a la efectividad y buen hacer de Teodosic y Hines para alcanzar el minuto 30 sin perder la cara al partido, 57-54, y aspirar a conquistar el Buesa Arena para someter a un Baskonia encomiable.

Apretó aún más el equipo ruso en su defensa para intentar colapsar al Laboral Kutxa desde la vertiente física. Derivó el duelo a un intercambio de canastas para decantar el duelo en favor del que menos fallara. El Baskonia repartió sus puntos, mientras Teodosic empezó a monopolizar las decisiones importantes en un partido que entró en los tres minutos finales con todo por decidir, 69-67.

Un triple de Higgins dio la primera efímera ventaja a los rusos pero el omnipresente Bourousis respondió con otro para continuar con una acción de Hanga que llevó la renta a cuatro puntos, 74-70, con menos de un minuto. Un robo y canasta de Tillie con técnica descalificante a Teodosic fueron la puntilla del Baskonia al todopoderoso CSKA que encajó su segunda derrota a domicilio del Top 16 en Vitoria.