Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

OPINIÓN

Monólogo de Alsina: "Pablo Iglesias iba para copresidente y se está quedando en concejal de festejos"

¿En qué se parecen Pablo Iglesias y la reina de Inglaterra? En que los dos están disgustados porque se han enterado por la prensa.

Carlos Alsina
  Madrid | 10/01/2020

· The Queen, la reina, se ha enterado de que a su nieto Quique, Harry, no le interesa nada la vida de príncipe, cosa que devalúa la institución de la corona.

· Iglesias, Pablo, se ha enterado de que Pedro Sánchez va a tener cuatro vicepresidentes, cosa que le devalúa a él, que iba para copresidente y se está quedando en concejal de festejos.

play

Sánchez ha convertido la vicepresidencia del gobierno de España en un quinto premio de la lotería de Navidad: te alegras de que te toque pero te queda esa cara de... tampoco es gran cosa. Se arriesga el presidente a que sus tropecientos ministros le reciban el martes en la Moncloa al grito de ‘haznos vicepresidentes a todos, Pedro, qué te cuesta’.

La leyenda dice que cuanto más largo es el nombre del cargo que te toca menos poder real tiene. Cada palabra añadida a una vicepresidencia, en lugar de reforzarla, la aligera.

· Carmen Calvo será vicepresidenta, ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Histórica. Por memoria histórica no se entiende guardar memoria de lo que todo lo que el presidente decía antes y ya no dice ahora, sino memoria de lo que sucedió mucho antes, la guerra civil, la postguerra, Franco y el Pazo de Meirás.

· Nadia Calviño será vicepresidenta de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital. Hasta ahora lo suyo se llamaba, aunque usted no lo sabe, ministerio de Economía y Empresa. En esencia, la señora Calviño es la encargada de que la economía vaya para adelante y de rendir cuentas a Bruselas. El antídoto contra el temor que pudiera sentir la ortodoxia comunitaria ante la entrada en el gobierno de un partido que cuando nació cuestionaba el euro.

· Teresa Ribera será vicepresidenta para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Es decir, dos de los problemas más serios que tenemos planteados. El cambio climático, problemón planetario, y la caída de la natalidad. O la transformación que trae consigo la obligación de reducir emisiones y el desequilibrio entre los lugares muy habitados y esto que llamamos la España vacía. Lo del Reto Demográfico se lo inventó Rajoy en el año 17 y hasta ahora dependía del ministerio de política territorial. Que sirve para más cosas que para hablar de Cataluña.

· Y Pablo Iglesias será vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030. Que consiste en... bueno, ya lo explicará él.

¿En qué orden hay que citar a los cuatro vicepresidentes? En éste en que los acabo de citar. Calvo, Calviño, Ribera y luego ya Pablo.

Total, que en Podemos están disgustados. No porque tengan nada en contra de la señora Ribera, que les gusta tanto como la señora Calviño o como Carmen Calvo, sino porque nadie les había avisado de que su líder iba a ser sólo el 25 % de la vicepresidencia del gobierno. Dicen: nos la ha colado Pedro, nos la ha colado. Y temen, claro, que no sea la última que les cuele. Porque el socio grande, que es el que tiene el mando supremo, nombra y desnombra ministros cuando quiere. Bien lo saben la señora Carcedo y el señor Guirao, que se dan por finiquitados. O el señor Duque, que se queda con el ministerio a la mitad de competencias y de presupuesto.

Podemos está rebotado, pero como acaba de firmar un contrato con el PSOE que dice que, en caso de malestar, está obligado a disimular, pues chico, disimula.

Ayer decíamos que lo único que de momento ha progresado en la nueva España plurinacional es la burocracia, hoy cabe añadir que progresa también el número de altos cargos. Sánchez pasa de ser el primer presidente que tuvo más ministras que ministros a ser el presidente que más vicepresidentes tuvo nunca. Y más ministros. Y más secretarios de Estado. Y más diputados. Bueno no, en número de diputados igual es el que menos.

A Joaquim Torra le dará hoy noticias el Tribunal Supremo.

Noticias, y puede que un alivio. Porque es posible que los jueces echen el freno a la resolución de la Junta Electoral y bendigan que Junqueras permanezca como diputado autonómico hasta que sea firme la condena del Superior de Justicia de Cataluña que lo declaró inhabilitado. En cuyo caso Torra ganaría tiempo y el Parlamento catalán se ahorraría tener que decidir si se le daba ya por inhabilitado e incluso por cesante como presidente autonómico.

Naturalmente, si el Supremo acepta el recurso de la defensa de Torra, nadie espere que el independentismo militante diga nada bueno del Supremo. Se limitará a pregonar que la Junta Electoral ha quedado desenmascarada.

Del Supremo no pueden decir nada bueno porque es el mismo tribunal que le ha dicho a Oriol Junqueras que no sólo sigue condenado a trece años de prisión, sino que su inhabilitación para cualquier cargo público ya es efectiva. La sentencia del Tribunal de Luxemburgo que tanta euforia desató en las filas independentistas (porque era un sartenazo al Supremo y, en efecto, lo era) no tiene más consecuencia práctica que asumir que, de ahora en adelante, un ciudadano elegido para eu-dodiputado lo es aunque no haya podido recoger su acta. Lo que no cambia es la situación de Junqueras porque entiende el Supremo que su situación en junio, procesado y siendo juzgado con presunción de inocencia, nada tiene que ver con la de ahora: condenado por un delito grave y, por tanto, delincuente cumpliendo condena.

Ahora la presión se desplaza al presidente del Parlamento Europeo, un señor italiano que se llama Sassoli. Porque el Supremo le ha comunicado que Junqueras está inhabilitado y le corresponde a él obrar en consecuencia. Es decir, hacer oficial que ya no es eurodiputado.

Pere Aragonés, escudero de Junqueras, predica que el Supremo español es insumiso y emplaza al presidente del Parlamento europeo a que sea él quien en conflicto con los jueces de España. Así empiezan los conflictos, con alguien generándo-los.

Junqueras podrá salir de prisión, de permiso (y no para ser eurodiputado) dentro de un año. Cuando haya cumplido la cuarta parte de su pena. Los Jordis podrán hacerlo la semana que viene. Les cayeron nueve años y llevan cumplidos dos y tres meses. La cuarta parte. Todos los reclusos de este caso están, desde ayer, en segundo grado penitenciario.

También te interesa...

Monólogo de Alsina en el Día de Reyes: "No hay nada como la mañana de Reyes"

Monólogo de Alsina: "Hoy se consumará la derrota final de los barones que una vez le disputaron a Sánchez la hoja de ruta del PSOE"

Monólogo de Alsina: "Podemos decía que el sistema estaba blindado para que partidos como el suyo nunca pudieran gobernar España"

Monólogo de Alsina: "Decide el Supremo sobre Junqueras sabiendo que Torra ya ha decidido que el preso va a salir pase lo que pase"

VOTA por el mejor monólogo de Carlos Alsina de la temporada 2018/2019