Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CON JAVIER CANCHO

Historia de un comentario sobre el Área 51

Hay cosas que son tan serias que solo puedes bromear con ellas. Pero, en ocasiones, con las bromas sucede algo parecido a lo que -a veces- pasa con la sal.

Javier Cancho
  Madrid | 17/09/2019

Fue en algún momento entre las dos y las tres de la madrugada del pasado 27 de junio. Fue entonces cuando Matty Roberts, un estudiante de 20 años, publicó un comentario en Facebook que tuvo una repercusión masiva.

Nunca intuí que algo así pudiera llegar a suceder. Ni que fuera a alcanzar ese grado de atención. Así que es completamente surrealista, es realmente genial…decía Matty, en aquel momento en el que estaba encantado de haberse conocido.

Lo que Matty Roberts planteaba es irrumpir en el Área 51, irrumpiendo muchos no pueden detenernos a todos….decía. El Área 51 es una base militar de los Estados Unidos. Es la mítica base militar que ha deparado décadas de ficciones cinematográficas y novelas de ciencia ficción; han sido 50 años de chismes sobre naves alienígenas y cuerpos de extraterrestres que el Ejército de Estados Unidos escondía. El Área 51 -como lugar secreto- ha sido confirmado por la CIA, aunque -claro- la Agencia de Inteligencia no haya mencionado nada sobre ovnis ni sobre lo que hacen los militares allí en el desierto de Mojave, a 130 kilómetros al noroeste de Las Vegas. Y ese es el lugar que el estudiante californiano Matty Roberts propuso asaltar de forma masiva este próximo 20 de septiembre, es decir dentro de tres días.

El plan era juntarse tantos que resultara imposible detenerlos a todos. Su ocurrencia se propagó de un modo tan expansivo en la red que hasta tres millones y medio de personas han manifestado interés en estar allí el próximo viernes. Tres millones y medio de individuos han dicho estar dispuestos a llegar hasta el remoto condado de Lincoln, al sur de Nevada.

El estudiante Roberts no sabía lo que hacía en los tiempos de la globalidad del mensaje. Desconocía el predicamento que el folklore alienígena sigue teniendo entre los entusiastas de las teorías de la conspiración interestelar. De modo que terminaron montándose dos festivales. Dos festivales que partieron -en su organización- de lo que el estudiante Roberts dice ahora que sólo era una broma. El estudiante Matty Roberts digamos que lleva unos días algo afligido, con problemas para conciliar el sueño, por miedo a que su broma, su comentario, termine en un desastre. "Irrumpir en el Área 51, no pueden detenernos a todos". Esa frase le resuena en el cerebelo cada día que pasa camino del 20 de septiembre, porque la frase tiene nombre y apellido, su nombre y su apellido. Y por si él no lo tuviera claro se lo han recordado -en persona- agentes del FBI. A los federales, el estudiante Roberts les ha dicho lo que últimamente viene diciendo públicamente en la red: que sólo era una broma. Pero, mucha gente parece habérselo tomado en serio. Vamos a ver extraterrestres se escribe como reclamo en la organización de uno de los dos festivales que se pusieron en marcha. Uno ya se ha cancelado: el Alienstock, se ha suspendido después del arresto de dos youtuberos que se colaron en el Área 51 haciendo de avanzadilla.

El otro, el Basecamp, sigue en marcha. Aunque, no se sabe con certeza cuántas personas asistirán. Sí hay cálculos que barruntan entre 5.000 y 50.000 personas.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos también se ha tomado en serio toda esta feria de insurgencia friki que borbotonea en la red. La portavoz militar Laura McAndrews ha advertido de que cualquier intento de acceder ilegalmente a instalaciones militares resultará peligroso para quien se atreva.

Tertulia Zona Cero: Inminente asalto al Área 51