Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En Más de uno

Alejandro estuvo en el Niño Jesús por un cáncer: "Cuando llegué vi niños calvitos sin saber que días después yo sería uno de ellos"

Desde la biblioteca y sala de juegos del Hospital Niño Jesús hablamos con Alejandro González, trabajador social sanitario del centro que nos cuenta que con 16 años tuvo un linfoma y pasó dos años ingresado el hospital donde tiene "recuerdos muy buenos y no tan buenos". Nos explica su experiencia y cómo esta ha influido en el resto de su vida.

ondacero.es
  Madrid | 24/12/2019

Alejandro dice que tiene muchos recuerdos del tiempo que pasó ingresado en el Hospital Niño Jesús de Madrid por un cáncer. Asegura que le cuidaron mucho y que se sintió como un adolescente cuando no tenía que recibir el tratamiento de quimioterapia: "Disfrutaba el tiempo que podía".

Confiesa que al principio fue "un poco frustrante" porque no sabía qué iba a pasar: "Llegué con 16 años, vi a niños calvitos por los pasillos y pensé 'pobrecillos'. No sabía yo que días después yo sería otro calvito. Mis amigos se iban de fiesta los viernes con chicas y yo no podía".

Afirma que el tiempo que estuvo ingresado fue muy duro porque le costaba mucho estar rodeado de sus seres queridos, pero que poco a poco fue pasando por los tratamientos y adaptándose a sus clases en la habitación: "Hay muchas cosas que no pude vivir en mi adolescencia", pero asegura que también tuvo buenos recuerdos gracias a médicos, enfermeras y voluntarios.

Su enfermedad ha condicionado su labor profesional y es que ahora, con 31 años, es trabajador social sanitario en el Niño Jesús porque "le debía algo al hospital".

Estudió Trabajo Social y se enfocó en la parte de pediatría y sanidad para tratar con las repercusiones sociales que sufren los pacientes y familias cuando se tiene una enfermedad, ya que a veces se pierde la identidad del niño y de que pueda vivir su vida.

"Estoy en una unidad integral con médicos, enfermeras y con niños que no se van a curar y que reciben cuidados paliativos, desde donde intentamos que la mayor parte del tiempo estén en su casa".

Así se vive la Nochebuena en el Niño Jesús: "Es la primera Navidad que no paso en familia, pero estoy contenta de ayudar a los niños"

El día a día de médicos y madres en el Niño Jesús: "Los voluntarios son muy importantes porque hacen reír a tu hijo cuando tú estás cansada"

La sorpresa de Leo Harlem a Rebeca, una paciente ingresada en el Niño Jesús: "Eres muy gracioso"

Pilar, enfermera y coordinadora de oncología: "Que los pacientes nos transmitan lo que les ayudamos es un motor para venir con una sonrisa"

Alejandro estuvo en el Niño Jesús por un cáncer: "Cuando llegué vi niños calvitos sin saber que días después yo sería uno de ellos"

Así es la casa Ronald para los familiares de pacientes del Niño Jesús: "Nos da una asistencia para estar cerca del hospital"