Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

según demuestra un estudio de la universidad de Oxford

Empezar a trabajar antes de las 10 es "una tortura"

Hablamos de un nuevo tipo de tortura según la ciencia. Una investigación de la Universidad de Oxford ha demostrado que los trabajadores que comienzan su jornada laboral antes de las diez de la mañana enferman con mayor facilidad y aumenta las posibilidades de estrés. Este estudio también asegura que trabajar entre cinco y diez horas diarias altera notablemente los ritmos circadianos, lo que representa una "amenaza grave" para el rendimiento, el estado de ánimo y la salud mental.