Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Herrera en la onda| la hora de los oyentes

¿Cómo reaccionarías si se te aparece una niña fantasma en un ascensor?

La broma pesada que gastó un programa de televisión brasileño en el que en un ascensor se apaga la luz y aparece una niña parecida a la del exorcista, nos lleva a hablar en Los Fósforos de bromas de susto ¿qué broma te gastaron y cómo reaccionaste?

Actualizado el 27/04/2015 a las 19:08 horas

Éste es el vídeo de la broma de la televisión brasileña ¿cómo reaccionarías ante una broma así? ¿te han gastado alguna parecida?

Miguel nos cuenta que su abuelo y los amiguetes eran muy bromistas, y tenían otro amigo que era muy aprensivo. Le cambiaron el gorro por uno dos tallas más pequeño y le dijeron que se le estaba hinchando la cabeza. Él se empezó a asustar aunque decía que se encontraba bien. Le dijeron que se fuera a casa o al médico y 'cuando se puso el gorro empezó a gritar ¡Ay que me muero, que me muero!, y los demás no podían para de reírse'.

Jesús nos cuenta que tenía una casa vieja y el tractor estaba fuera y no había luz. Era el mes de las ánimas e 'iba con respeto y un poco de miedo'. Su padre se puso de pie al lado de la llave de la luz y 'como ibas tocando, de repente toqué una boca y me lleve un susto que le dije que no le daba porque era mi padre'.

Cristina nos dice que una amiga siempre organizaba una fiesta de Halloween. Ese año puso un muñeco a tamaño natural y le llamaron Paquito. Se puso de acuerdo con el dueño de la casa, se llevaron a Paquito y Cristina se disfrazó del muñeco. La colocaron en el sitio del muñeco pero nadie se dio cuenta de que era ella. todos los de la fiesta se pusieron a hacerse una foto con el supuesto muñeco y Cristina empezó a chillar y 'todo el mundo empezó a correr como locos'.

Pepe nos dice que fue un susto 'de esos que no se planean'. En una reunión de flamenco con unos amigos, se le ocurrió sugerir hacer espiritismo e invocar a Manolo Caracol. En ese momento sonó el timbre y 'unos 14 o 15 personas corriendo por la calle'.