Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

en la localidad alavesa de Salinas de Añana

El gesto ejemplar de los compañeros de un menor transgénero al que un monitor prohibió bañarse con camiseta

El episodio ocurrió en las piscinas de la localidad alavesa de Salinas de Añana cuando un monitor obligó un menor transgénero a quitarse la camiseta para bañarse en la piscina. Fue entonces cuando sus compañeros, en solidaridad con el menor, saltaron todos a la piscina con sus camisetas puestas.

Agencias | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 03:37 horas

El gesto solidario en las piscinas de Salinas de Añana

El gesto solidario en las piscinas de Salinas de Añana / Agencias

La asociación Lumagorri que defiende los derechos de las personas LGTBI ha denunciado el "episodio tránsfobo" ocurrido ayer en las piscinas de la localidad alavesa de Salinas de Añana cuando un monitor conminó a un menor transgénero a quitarse la camiseta para bañarse en la piscina.

Los hechos ocurrieron cuando unos 60 chavales que participan en las colonias musicales "Gazterock", organizadas por la Diputación de Álava, se solidarizaron con el menor transgénero y saltaron todos a la piscina con sus camisetas puestas, por lo que el socorrista expulsó a todos ellos.

Al parecer y según el relato de algunos familiares de los menores recogido por algunos medios de comunicación, todos los chavales quisieron apoyar a este adolescente que está en proceso de adaptación física y que, por pudor, quería bañarse con la camiseta puesta.

La asociación ha expresado en un comunicado su "máxima condena" a este tipo de "agresiones transfóbicas" y ha reclamado a las instituciones vascas que todo el personal, directo o subcontratado, reciba formación adecuada y útil de cómo se debe tratar a toda la población, incluidas las personas 'trans'.

Para Lumagorri, estos hechos "ya de por sí inadmisibles, adquieren una mayor relevancia al ocurrir en un recinto público" y con un socorrista "contratado para dar un servicio público como es el de atender unas piscinas municipales".

Esta asociación aplaude por contra la reacción "ejemplar" que tuvieron los jóvenes y anima a toda la sociedad a "responder ante este tipo de ataques a los derechos humanos y a la dignidad de las

personas".