Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

SENTENCIA POR AGRESIÓN

Agrede a su cuñado porque no le había avisado de la muerte de su madre

La Fiscalía pide seis años de prisión y alejamiento para el procesado por la agresión a su cuñado en el tanatorio de Avilés porque no le habían avisado del fallecimiento de su madre.

ondacero.es
  Madrid | 10/07/2019
Imagen de archivo de un ataúd

Imagen de archivo de un ataúd / Pixabay

Según el escrito del Ministerio Fiscal, el día 19 de marzo de 2014, aproximadamente a las 17:00 horas, el hombre se presentó en el tanatorio de Avilés con una gran excitación, ya que se había enterado de que su madre había fallecido y su hermana no le había avisado.

Nada más entrar en la sala del velatorio, comenzó a armar escándalo, insultando a todos los presentes, razón por la que su cuñado, de 57 años, le recriminó su conducta, a lo que el procesado reaccionó abalanzándose sobre él y golpeándole indiscriminadamente en el rostro, de tal manera que le introdujo violentamente un dedo en el globo ocular izquierdo, provocándole un traumatismo ocular con herida corneal perforante y pérdida de contenido intraocular. El herido fue trasladado al hospital y necesitó una operación quirúrgica.

El hombre tardó 545 días en curar, quedándole como secuela un déficit de agudeza visual prácticamente total, un perjuicio estético moderado y un trastorno ansioso-depresivo reactivo.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de lesiones y solicita que se condene al procesado a seis años de prisión, dos años de prohibición de acercarse a menos de 200 metros a la víctima, su domicilio, lugar de trabajo o lugar en el que se encuentre en cualquier momento y prohibición de comunicarse con él por cualquier medio o procedimiento durante 10 años.

En concepto de responsabilidad civil, se le solicita que a su cuñado con más de 27.000 euros por las lesiones causadas y con 36.000 por las secuelas, más los intereses legales correspondientes, así como que abone los gastos de curación que se acrediten.