Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ISRAEL

Netanyahu y Gantz llaman a los israelíes a acudir a las urnas tras depositar su voto

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y su principal rival en las elecciones de este martes en Israel, el exjefe del Ejército Benny Gantz, han hecho un llamamiento a votar a los ciudadanos, a sabiendas de que dado lo ajustado que los sondeos auguran los resultados cada voto cuenta.

EFE
 |  Madrid | 17/09/2019

Netanyahu, que busca repetir mandato al frente del Likud, ha acudido a votar acompañado de su mujer y ha reconocido que el resultado en estos nuevos comicios, tras su intento fallido de formar gobierno hace seis meses, se augura ajustado.

"Trump ayer que estas son elecciones ajustadas. Yo puedo confirmarlo esta mañana, son muy ajustadas", ha declarado a la prensa tras depositar su papeleta. "Llamo a todos los ciudadanos de Israel a acudir a votar, como hemos hecho mi mujer y yo", ha añadido.

Por su parte, Gantz, líder de Azul y Blanco, ha subrayado que "hoy estamos votando por el cambio". "Conseguiremos llevar la esperanza, todos juntos, sin corrupción y sin extremismo", ha defendido el antiguo jefe del Ejército, que igualmente ha llamado a la movilización en la jornada electoral.

También ha votado ya Avigdor Lieberman, el antiguo ministro de Exteriores y líder de Israel Beitenu, cuyo partido es visto como clave para la posible formación de una coalición de gobierno tras los comicios. Como Netanyahu y Gantz, ha instado a los israelíes a cumplir con su "deber cívico".

Los sondeos auguran prácticamente un empate técnico entre el Likud y Azul y Blanco, como ya ocurrió tras las elecciones del pasado mes de abril, cuando obtuvieron el mismo número de escaños. Para poder formar gobierno, deberán conseguir el apoyo de 61 de los 120 diputados que conforman la Knesset, el Parlamento israelí.

Tras esos comicios, Netanyahu no consiguió forjar una coalición de gobierno a pesar de que el bloque de derecha y religioso era el mayor en la cámara, por lo que optó por disolver el Parlamento y volver a sacar las urnas en lugar de permitir que otro candidato intentara formar gobierno.

El presidente israelí, Reuven Rivlin, ha asegurado este martes que está decidido a impedir que esto ocurra de nuevo. "Haré todo lo posible conforme a la ley y a los poderes garantizados por mi cargo para que Israel tenga un gobierno electo tan pronto como sea posible y que evitemos otra campaña electoral", ha declarado, según informa DPA.