Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

REGRESÓ A IRAK POR MIEDO A VOLVER A ENCONTRÁRSELO

Una joven yazidí huye desde Irak del yihadista que la violó y esclavizó y se lo encuentra en un supermercado alemán

La adolescente estuvo retenida por un militante del Daesh que la utilizó como esclava sexual durante tres meses, tras lo que logró escapar. Bajo un programa de Alemania para refugiados iraquíes, Ashwaq, su madre y un hermano menor fueron acogidos en una ciudad alemana. Allí, en un supermercado, se encontró con su captor.

ondacero.es | Madrid
| 18/08/2018
Una joven yazidí huye desde Irak del yihadista que la violó y esclavizó y se lo encuentra en un supermercado alemán

Una joven yazidí huye desde Irak del yihadista que la violó y esclavizó y se lo encuentra en un supermercado alemán / Una joven yazidí huye desde Irak del yihadista que la violó y esclavizó y se lo encuentra en un supermercado alemán

play

Una joven yazidí que huyó a Alemania como refugiada ha regresado a su hogar en el norte de Irak después de encontrarse cara a cara con el militante del Daesh que la mantuvo retenida y la utilizó como esclava sexual durante tres meses. Ashwaq Haji, de 19 años, cuenta que se encontró con el hombre en un supermercado alemán en febrero y, traumatizada por el encuentro, regresó a Irak al mes siguiente.

Al igual que muchos otras yazidíes, fue secuestrada por Daesh cuando los extremistas se apoderaron de grandes áreas de Irak en el verano de 2014. En su región ancestral de Sinjar, en el noroeste del país, miles de mujeres yazidi fueron asesinadas o vendidas como esclavas sexuales.

La adolescente estuvo retenida desde el 3 de agosto hasta el 22 de octubre de 2014, cuando logró escapar de la casa del yihadista iraquí, llamado Abu Humam, que la había comprado por 100 euros (87 euros), según recoge la agencia de noticias France-Presse.

Los yazidis son una minoría religiosa de lengua kurda brutalmente perseguida por los extremistas, que los desprecian como herejes. Bajo un programa del gobierno alemán para refugiados iraquíes, Ashwaq, su madre y un hermano menor fueron acogidos en 2015 en Schwaebisch Gmuend, una ciudad alemana cerca de Stuttgart.

Su refugio en Alemania, donde dio clases de idiomas, fue interrumpido el 21 de febrero cuando un hombre gritó su nombre en un supermercado y comenzó a hablar con ella en alemán. "Me dijo que era Abu Humam. Le dije que no lo conocía, y luego comenzó a hablarme en árabe", relata la joven.

"Me dijo: 'No mientas, sé muy bien que eres Ashwaq'", dijo, y agregó que le dio su domicilio y otros detalles de su vida en Alemania. Ashwaq inmediatamente llamó a la policía local, y la dijeron que contactara con un departamento especializado. Finalmente no lograron localizarlo.

Ashwaq no estaba dispuesta a regresar a Alemania por miedo a ver a su captor de nuevo. Ahora está de regreso en el norte de Irak con su madre y su hermano, pero vive con miedo porque dice que Abu Humam tiene familia en Bagdad.