Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Juicio del 'procés'

Junqueras niega haber cometido ningún delito y dice que se considera un "preso político" en el juicio del 'procés'

El exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, se ha acogido a su derecho de responder sólo a las preguntas de su defensa porque los demás, según él, "sólo quieren perseguirme por mi pensamiento político".

Eva Llamazares| @eva10diez | Madrid
| 14/02/2019

Durante toda su declaración, Junqueras ha sostenido que no ha cometido ningún delito por más que lo diga la Fiscalía", que él no se saltó la ley en un delito de rebelión y que le persiguen por sus ideas.

El exvicepresidente de la Generalitat ha declarado en español porque dice que "ama" la lengua y el país, aunque no ha ocultado que también lo ha hecho para que le escucharan los españoles.

Respecto al delito de malversación, también lo ha desechado y ha asegurado que a los catalanes no les costó un duro la consulta. También ha afirmado que, si queda absuelto, seguirá intentando la autodeterminación de Cataluña.

Oriol Junqueras ha repetido a modo de resumen que el convencimiento con el que actuaron y actuarán es que nada era delito. "Con el convencimiento de que no es delito, hemos actuado y es un convencimiento que mantengo. No sólo no es, es que no puede ser un delito. ¿Cómo va a ser un delito trabajar pacíficamente por una opción política? Desde el más absoluto convencimiento de que ni lo es, ni lo era, ni lo puede ser".

Con vueltas permanentes a la tortilla del informe del fiscal, sostiene que quienes quieren confundir en el relato son otros. "Entiendo que hay quien quiera confundir una cosa con la otra, pero la evidencia es evidente".

Su relato del 1-O es que al contribuyente no le costó nada y que hubo una violencia desproporcionada por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado. "¿Preveían un estallido violento?", le preguntan. "En absoluto, nunca porque la respuesta siempre ha sido pacífica, cívica y ejemplar".

Junqueras ha querido dejar dicho que asumió entrar en prisión y que ama a España, "su cultura, su gente y su lengua" y, por eso quiere que la convivencia se produzca de igual a igual.