Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

COMPARTIÓ EL VÍDEO EN REDES SOCIALES

Una joven se graba conduciendo con un hombre sobre el capó en Negreira (A Coruña)

Dos conductores gallegos están siendo investigados por sendas infracciones de tráfico que después compartieron en redes sociales. Uno de ellos iba a más de 200 km/h en Ponteceso, mientras que otra mujer de 21 años circulaba en Negreira con un varón, de la misma edad, encima del capó.

Europa Press
 |  Madrid | 07/08/2019

La Guardia Civil ha alertado de las conductas peligrosas en las carreteras, con exceso de velocidad y conducción temeraria, como el caso de dos condutores investigados por la Benemérita este verano, tras subir los vídeos a las redes sociales de su circulación en carreteras gallegas.

En un caso, fue un conductor de 24 años, localizado e investigado en Madrid por un delito de exceso de velocidad, tras circular en Ponteceso, por la AC-410, a 201 kilómetros por hora en una vía limitada a 80 kilómetros por hora.

Tras unos hechos ocurridos el pasado 20 de julio, el conductor ha sido ya condenado por un delito contra la seguridad vial a una pena de ocho meses de retirada del permiso de conducir y al pago de una multa de 480 euros, según ha explicado, en rueda de prensa, el teniente coronel Francisco Javier Molano, jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en Galicia.

Otra conductora, de 21 años, ha sido identificada e investigada por conducción temeraria en una vía con un tramo sin pavimentar y otro pavimentado en Negreira (A Coruña). En este caso, circulaba con un varón, de la misma edad, encima del capó.

Detectado también en las redes sociales tras subir los implicados los correspondientes vídeos, está pendiente todavía de juicio. El teniente coronel Molano, que ha agradecido la colaboración ciudadana para localizar infracciones subidas en redes sociales, ha precisado que en el caso del hombre se le puede aplicar solo una sanción administrativa, que sería de 80 euros.

A la conductora, estos hechos le podrían suponer la retirada del carnet de conducir durante seis años y una pena de prisión de seis meses a dos años.

En el último caso, se detectó a una persona que tenía un detector de radar que exhibía en sus vídeos. "Esto es una infracción administrativa, la sanción son 200 euros y se detraen tres puntos", ha explicado el responsable de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en Galicia sobre las posibles consecuencias.