Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Parque eólico marino

Renovables españolas en el corazón del Báltico

Iberdrola instala el primer parque eólico marino en Alemania con ingeniería 100 por cien española con una inversión de 1.400 millones de euros.

Patricia Gijón | @pgijon  |  Madrid |  Actualizado el 16/07/2018 a las 16:11 horas

Si quisiera cargar contra los molinos de viento, Don Quijote tendría que ir ahora en lancha motora. Son 70 aerogeneradores de última generación los que Iberdrola ha anclado en aguas del mar Báltico, mar adentro a 75 kilómetros al noreste de la Isla Rugen. Es el parque eólico marino de Winkinger que suministrará energía verde a mas de 350 mil hogares alemanes; es el equivalente a una ciudad como Bilbao. Evitará además la emisión a la atmósfera de casi 600 mil toneladas de Co2 al año, como explica a Onda Cero, Pablo Temiño, Director de Seguridad de Iberdrola Renovables.

La aventura de Wikinger se ha hecho en tiempo récord, 18 meses. Supone la construcción del primer parque eólico marino de la eléctrica vasca en Alemania ,dentro de un proyecto que ha contado con la ayuda de múltiples empresas españolas y que ha dado trabajo a cerca de dos mil personas, la mayoríaespañolas. GAMESA SIEMENS, ha construido las turbinas; NAVANTIA, las cimentaciones con el suelo marino y Windar Renovables, los clavos.

Los aerogeneradores son molinos gigantes de viento de hasta 270 metros de altura, más altos que cualquiera de las cuatro torres de Madrid. Pueden producir hasta 350 megawatios de electricidad. La producción eléctrica de un aerogenerador marino puede duplicar al de uno terrestre. Están anclados al mar a 40 metros de profundidad por los jackets, estructuras mastodónticas de 60 metros de altura, tan grande como el Museo Guggenheim en Bilbao. Cada jacket pesa 650 toneladas.

Los molinos de viento están conectados a la subestación eléctrica Andalucía que construyó Navantia en los astilleros de Cádiz, en Puerto Real. Una estructura gigante que hubo que trasladar en superbarcos en dos piezas y que se levanta ahora en alta mar. Todo en desafío de ingeniería, luchando contra las inclemencias climatológicas.

Iberdrola asegura que este parque en Alemania entrará en funcionamiento antes de que acabe el año. Los próximos objetivos son en el Reino Unido con el East Anglia One, y el proyecto de Saint-Brieuc frente a la costa de la Bretaña francesa.

Renovables españolas en el corazón del Báltico