Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

UCRANIA LO TACHA DE "ATAQUE TERRORISTA"

Cruce de acusaciones entre Kiev y los separatistas prorrusos por el derribo de un avión con 298 pasajeros

Pese a llevar varias semanas de ataques continuados en la zona de conflicto ucraniano no había restricciones internacionales de vuelo. El presidente de ese país, Petro Poroshenko, habla de "acto terrorista", y ha ordenado una investigación inmediata. Desde el principio, portavoces de Kiev han indicado que el avión malasio había sido derribado por un misil tierra-aire. El gobierno de Ucrania y los separatistas prorrusos intercambian acusaciones: ninguno admite estar implicado en el derribo del avión.

Actualizado el 27/04/2015 a las 17:47 horas

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, ha achacado el derribo del avión de pasajeros de Malaysia Airlines a un "ataque terrorista", y ha asegurado que se trata de un desafío para el mundo entero.

"La tragedia muestra una vez más que el terrorismo no es algo local, sino un problema global. La agresión externa contra Ucrania no es sólo nuestro problema, sino una amenaza para la seguridad europea y mundial", ha manifestado.

La aerolínea ha confirmado que a bordo del avión viajaban 154 ciudadanos neerlandeses, 27 australianos, 23 malasios, incluidos los 15 tripulantes, once indonesios, seis británicos, cuatro alemanes, cuatro belgas, tres filipinos y un canadiense.

Sin embargo, desde Rusia la tragedia se entiende de otra manera. El presidente Vladímir Putin, responsabilizó a Ucrania de la caída del Boeing 777 malasio. "Sin duda, el Estado sobre cuyo territorio sucedió esto, tiene la responsabilidad por esta horrible tragedia", dijo el mandatario ruso durante una reunión sobre asuntos económicos.

Putin cargó contra Kiev y manifestó que "la tragedia no habría tenido lugar si en esa tierra hubiera paz, si no se hubieran reanudado las acciones militares en el sureste de Ucrania".

El líder del Kremlin encargó al Gobierno ruso hacer todo lo posible para esclarecer las causas de la caída del Boeing, de cuyo derribo ya se han acusado las autoridades ucranianas y los separatistas prorrusos, los dos bandos que combaten desde hace dos meses y medio en el este de Ucrania.

"Se trata de algo absolutamente intolerable y nadie tiene derecho de dejarlo pasar sin sacar las correspondientes conclusiones y sin obtener información objetiva sobre lo sucedido", exigió el presidente ruso. Además desde Moscú se ha dado a entender que el objetivo del misil era el avión del presidente Putin ya que ambas aeronaves sobrevolaron la misma zona con tan solo media hora de diferencia.

Insinúan que el parecido entre ambos aviones -las dimensiones son muy similares y el color también-  ha sido el motivo por el que las tropas de Ucrania habrían confundido el objetivo.

El Servicio de Seguridad de Ucrania aseguró haber captado una conversación en la que supuestamente los rebeldes prorrusos hablan del derribo del avión malasio. En el vídeo colgado por el SBU en Youtube, se escucha cómo uno de los supuestos comandantes insurgentes informa a su superior sobre el derribo por error de un avión comercial en la región de Donetsk.

Según las autoridades ucranianas, el aparato pudo haber sido abatido por un cohete tierra-aire lanzado por un sistema de misiles Buk, mientras que los rebeldes aseguran que el avión fue abatido por un caza de las Fuerzas Aéreas ucranianas.