Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Será la más intensa de los últimos años

La noche de las Perseidas llega este jueves a su máximo

Las lluvia de meteoros más famosa del verano, las Perséidas , también conocidas como Lágrimas de San Lorenzo, llegan a su máxima actividad en la noche del 11 al 12 de agosto. Según explican los expertos, este año va a ser la más intensa de los últimos años, con unos 150 meteoros por hora, cuando lo normal son 100.

Agencias | Madrid | 11/08/2016

Vista de una lluvia de meteoros proveniente de las Perseidas

Vista de una lluvia de meteoros proveniente de las Perseidas / Agencias

El cometa progenitor de las Perseidas, el 109P/Swift-Tuttle, deja tras de sí una estela de pequeñas partículas que al entrar en contacto con la atmósfera terrestre se calientan por fricción y se vaporizan, dando lugar a la lluvia de estrellas.

Según apuntan los expertos de 'Eltiempo.es', en 2016 se observarán más estrellas fugaces de lo habitual debido a que este año Júpiter desplazó una parte de esta corriente de partículas hacia la órbita de la Tierra.

El primer pico de actividad de este fenómeno se producirá entre las 02.00 y las 06.00 horas (hora peninsular española), mientras que el segundo tendrá lugar entre las 13.00 y las 15:30 horas del día 12. En este caso, al coincidir con horario diurno no serán tan visibles, pero favorecerá la observación desde Norteamérica.

Y es que esta lluvia tiene una mejor visibilidad en el hemisferio norte, ya que la constelación de Perseo, su radiante, aparecerá por el noreste a partir de las 22.00 horas y permanecerá visible durante toda la noche a la vez que va ganando altitud.

Para poder observarlas mejor, los expertos recomiendan consultar el tiempo antes, para comprobar que no habrá nubes y saber qué temperatura va a hacer. No hace falta telescopio ni prismáticos, pero sí alejarse de la ciudad para evitar la contaminación lumínica. En el campo, con una tumbona o esterilla, será el lugar perfecto para ver la lluvia de estrellas, según los expertos.

'Eltiempo.es' ha señalado que en la noche del 11 al 12 de agosto se disfrutará de un cielo prácticamente despejado en toda la Península con temperaturas que durante la noche variarán entre los 10-14ºC en zonas del Cantábrico y Castilla y León, hasta los 23ºC del sur peninsular, 21ºC de Baleares y los 17ºC de puntos de Levante.