Vuelta al trabajo en Mercedes

Mercedes retomará la producción, el martes 21 de septiembre, tras 3 semanas de parón obligado

El adelanto de producción de semiconductores en Malasia y, posteriormente, enviado a Francia y Alemania, ha permitido a los departamentos de logística y compras de la fábrica, junto con los del grupo Daimler, encontrar una solución provisional para evitar prolongar el paro de producción

Onda Cero Vitoria

Vitoria | 15.09.2021 11:31

 Mercedes retomará la producción, el martes 21 de septiembre, tras 3 semanas de parón obligado
Mercedes retomará la producción, el martes 21 de septiembre, tras 3 semanas de parón obligado | Autofácil.es

Aunque continúa latente la incertidumbre por los problemas de suministro de los chips, Mercedes trabaja en el nuevo escenario para que la planta retome su actividad la próxima semana. En principio, las líneas de pintura y montaje bruto y final recuperarán el ritmo durante cuatro días la próxima semana desde el martes 21 de septiembre. Después, semana a semana, se irá determinando si se retoman los 5 días semanales, aunque el portavoz de CCOO en el comité de empresa, Roberto Pastor, ha asegurado que la producción de microchips procedentes de Malasia no será del 100% hasta dentro de 4 ó 5 semanas. Esta fórmula adoptada por la multinacional alemana para ir solventando una crisis de una magnitud mayor de la prevista y que en la planta de Vitoria ya ha supuesto la cancelación de 27 jornadas de trabajo y la aplicación de un ERTE por causas productivas, por primera vez desde hace diez años, al margen del ERTE por la pandemia el pasado ejercicio

La inactividad de estas tres primeras semanas de septiembre ha supuesto que la cadena alemana haya dejado de ensamblar más de 18.000 furgonetas de los modelos Vito y Clase V. Esto ha supuesto dos revisiones a la baja con la fabricación de 6.440 unidades menos de las previstas se ha visto reflejado directamente en un descenso del programa de producción, que tras la vuelta de las vacaciones de agosto ha sufrido dos revisiones a la baja, en total de 6.440 unidades menos

La crisis de los semiconductores podría llegar hasta 2023

Mientras que en julio la falta de semiconductores afectaba a las lentes traseras de los vehículos y a las botoneras de plástico en las que se encajan los elevalunas., ahora faltan microchips para los controles de estabilidad, claves en el frenado y la seguridad de los vehículos. El problema radica en que los principales suministradores son países como Malasia y Vietnam están siendo azotados por continuos brotes de COVID de la variante Delta Y se han acrecentado por el efecto de la pandemia en países como Malasia o Vietnam -también fabricantes de chips junto a China o Taiwán-. En esa zona del sudeste asiático está sufriendo ahora los mayores brotes de covid desde el inicio de la emergencia sanitaria por la contagiosidad de la variante Delta

Confianza en poder mantener la producción prevista

Con la vuelta a la actividad prevista para la próxima semana, cabe pensar que la cifra de producción de 134.561 furgonetas, aún por encima de las 125.000 con las que se cerró un duro año 2020, se mantenga. Y también todo el empleo de los eventuales, aunque ya hay plantas automovilísticas en España que están tomando decisiones drásticas

La crisis también ha llegado a algunas plantas alemanas de Daimler y esta semana están paradas las de Düsseldorf y Ludwigsfelde que fabrican furgonetas.