Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Data de la primera mitad del siglo XIII

Un incendio causa importantes daños en una de las iglesias más antiguas de Plasencia

Una de las iglesias más antiguas de Plasencia ha sufrido importantes daños a causa de un incendio de origen desconocido que ha afectado al interior de la misma, donde se encontraba un retablo dorado y policromado con pinturas del extremeño Luis de Morales y fechadas entre 1565 y 1570.

ondacero.es | Agencias
Madrid | 03/08/2020
Arde la Iglesia de San Martín, en Plasencia

Arde la Iglesia de San Martín, en Plasencia / Twitter

La iglesia San Martín de Plasencia, una de las más antiguas de la ciudad, ha sufrido importantes daños tras un incendio cuyo origen se desconoce. El fuego ha afectado al interior del edificio donde se encuentra un retablo dorado y policromado con pinturas del extremeño Luis de Morales, apodado el "divino", fechadas entre los años 1565 y 1570.

El incendio se originó en el interior el domingo por la tarde y alarmó a vecinos y turistas que vieron impactados las imágenes de la puerta sur de la iglesia envuelta en llamas.

El alcalde y el obispo de la diócesis se han personado en el lugar. El edil, Fernando Pizarro, ha explicado que la rápida actuación de los bomberos ha impedido un "gran desastre" y se ha referido al imponente retablo del pintor extremeño diciendo que "no se ha visto afectado por las llamas, aunque sí por el humo".

La parroquia de San Martín es considerada una de las iglesias más antiguas de la ciudad de Plasencia, ya que el primitivo templo tardorománico data de la primera mitad del siglo XIII.

Pero sin duda alguna las protagonistas del templo son las ocho tablas de Luis de Morales, el "divino", que se enmarcan en el retablo mayor, una talla plateresca realizada por el entallador placentino Francisco Rodríguez.

Las pinturas fueron realizadas entre los años 1565 y 1570, y cuatro de las ocho tablas se atribuyen directamente a las manos y al pincel de Morales, como son la Anunciación, San Martín, la Visitación y la Circuncisión, mientras que los Santos Padres, la Natividad, la Epifanía y San Martín a caballo, habrían sido realizadas por maestros de su taller.