Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Le impone la misma sanción que al primero

El Rayo Vallecano identifica al segundo autor de los insultos a Marcelino

Rodrigo será expulsado de Vallecas lo que resta de temporada tal y como ha anunciado oficialmente el equipo madrileño.

ondacero.es
  Valencia | 09/04/2019
Imagen del Estadio de Vallecas

Imagen del Estadio de Vallecas / ondacero.es

Este es el comunicado oficial hecho público en la tarde de hoy por el Rayo Vallecano:

"El Rayo Vallecano de Madrid informa que en la tarde de hoy se ha presentado en las oficinas del Club el segundo abonado implicado en el triste episodio acontecido en los prolegómenos del encuentro del pasado sábado ante el Valencia CF, que ha presentado una carta de disculpas que adjuntamos al final de este comunicado con su previa autorización para la divulgación.

El Club impone a la persona hoy identificada idéntica sanción que se impuso al anterior abonado personado en el Club en el día de ayer, lo que le acarrea la suspensión de su condición de abonado por lo que resta de temporada.

Igualmente informamos que se continúan realizando gestiones para tratar de identificar a la tercera persona."

Y esta la carta de disculpa de Rodrigo:

"Estimados señores.

Con este escrito quiero dejar constancia de lo profundamente arrepentido que estoy por los actos acaecidos el pasado fin de semana en el partido frente al Valencia CF.

Al ver las imágenes en televisión me he dado cuenta de que la expresión "hijo de puta" que por desgracia habitualmente usamos muy alegremente en los campos de fútbol tiene un significado importante y que no es justo que nadie por ser futbolista, entrenador, político, periodista o cualquier personaje público, tenga que soportar esos insultos tan feos.

Me doy cuenta de lo mal que hice, me dejé llevar por el ambiente y en ningún momento pretendí incitar al odio ni a la violencia, ni siquiera pensé que podía ser de esta forma y al igual que yo muchos se dejaron llevar por el momento, pero esto no es excusa.

Quiero dejar claro, una vez más, que me dejé llevar por la situación del momento, por el ambiente del estadio y que yo en ningún momento le deseo "la muerte a nadie", yo solo usé la expresión "hijo de puta" para referirme al entrenador del equipo rival. Yo en ningún momento tomé la iniciativa de esos insultos.

No puedo justificar mis actos, lo que si puedo hacer es pedir disculpas. Nos creemos que podemos insultar sin consecuencias. Yo incluso he recibido estos insultos en mi propia persona como jugador sin darle la importancia que tiene. En mi caso yo he empezado a asumir las consecuencias de mis actos, en mi entorno me miran, me señalan...

Sé que con 20 años tengo mucho que aprender, pero les puedo asegurar que a raíz de esto he abierto los ojos. Reitero mi más sincera disculpa.

Rodrigo".