Con multas que podrán alcanzar los 3000 euros

Elche asumirá la ordenanza contra la prostitución planteada por la Conselleria de Justicia y la quiere aprobar antes de finales de año

Considera la demanda de prostitución como infracción grave y la sanciona con 1500 euros

David Alberola García

Elche | 08.06.2022 15:27

Prostitución.
Prostitución. | ondacero

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Elche trabaja con el objetivo de aprobar antes de finales de año una ordenanza municipal contra la prostitución.

En pleno debate sobre esa cuestión en el ámbito nacional, los servicios jurídicos de la Concejalía de Igualdad están valorando la propuesta de normativa base que ha elaborado la Conselleria de Justicia y Administraciones Públicas para, complementándola con alguna iniciativa local, asumirla e implementarla lo antes posible.

Según ha explicado a Onda Cero Elche este miércoles Mariano Valera, concejal de Derechos Sociales e Igualdad en el consistorio ilicitano, tiene la intención de elevar al pleno municipal la propuesta de ordenanza municipal contra la prostitución en Elche después del verano, siendo una normativa que contemplará sanciones tanto para los proxenetas como para los clientes, así como medidas de protección frente a las víctimas de la prostitución.

Sanciones de hasta 3000 euros

El modelo de ordenanza abolicionista de la prostitución que propone la Conselleria de Justicia recoge en su articulado la prohibición de la demanda de prostitución, a la que considera como infracción grave, y la sanciona con multas de hasta 1500 euros. Además, si esa demanda se produce a menos de 200 metros de un centro educativo, de lugares con afluencia de público infantil o de la celebración de un acto festivo o deportivo la considera como infracción muy grave y la sanciona con multa de hasta 3000 euros.

Los estudios que se manejan desde la conselleria apuntan que en las tres provincias de la Comunitat Valenciana hay entre 10.000 y 13.000 mujeres en situación de prostitución.

Además, las estimaciones de los informes que maneja el gobierno autonómico apuntan que el 20% de los hombres que residente en la región valenciana mayores de 18 años, es decir uno de cada cinco, admite que ha pagado por sexo alguna vez en su vida.