Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Es una instalación del IVASS

UGT denuncia desatención en la Residencia de Jubalcoi tras inundarse el pasado fin de semana con las lluvias

Dice que los trabajadores se sintieron abandonados y acusa de negligencia a la dirección del centro

David Alberola |  Elche |  30/01/2018

La sección sindical de UGT en el Instituto Valenciano de Acción Social (IVASS) ha denunciado este martes que las lluvias del pasado fin de semana sumieron en el “caos” a las instalaciones, sintiendo sus trabajadores “sensación de abandono” como consecuencia de la falta de respuesta por parte de “la dirección” del centro ante la situación generada.

Concepción García, secretaria general de la sección sindical de UGT en Alicante, ha explicado que las fuertes lluvias caídas en la madrugada del sábado al domingo provocaron inundaciones en la residencia, así como el desprendimiento de parte del techo en uno de los cuartos de baño y que el ascensor quedara inutilizado hasta el domingo.

Además, ha denunciado que cuando lo bomberos llegaron al lugar para tratar de achicar agua “la puerta de acceso” al recinto “estaba bloqueada y cerrada con una cadena”. En este sentido, García ha explicado que la pasada semana se asfaltó el recinto y ha criticado que se optara por colocar esas cadenas impidiendo el pasado en lugar de instalar carteles advirtiendo que se había realizado trabajos de asfaltado o indicando la prohibición de acceder a esa zona pero sin limitar el acceso por si, como finalmente sucedió, fuese preciso el acceso de vehículos de servicios de emergencias. Ha añadido que “esa situación de bloqueo del acceso no fue puesta en conocimiento de ningún trabajador” de las instalaciones.

La secretaria general de la sección sindical de UGT en Alicante ha señalado que el pasado fin de semana había en la residencia una treintena de usuarios, atendidos por tres cuidadoras, y se ha quejado de la falta de respuesta por parte de la dirección del centro ante lo que estaba sucediendo: “La directora de guardia se desplazó en un primer momento al centro pero a lo largo de la noche la situación empeoró y ya no se la pudo localizar, mientras que el director principal no acudió”, ha afirmado Concepción García.