Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Coronavirus

La Junta recomienda que se suspenda la O.R.A mientras dura el estado de alarma

En la capital palentina el Equipo de Gobierno sigue manteniendo este servicio.

Onda Cero Palencia
  Palencia | 19/03/2020
La Junta recomienda que se suspenda la O.R.A mientras dura el estado de alarma

La Junta recomienda que se suspenda la O.R.A mientras dura el estado de alarma / Onda Cero Palencia

La Junta de Castilla y León ha aprobado hoy en Consejo de Gobierno recomendar a los ayuntamientos de Castilla y León que, mientras esté en vigor el estado de alarma decretado por el Gobierno de la Nación, procedan a suspender el servicio O.R.A., Ordenanzas Reguladoras de Aparcamiento.

Desde la declaración del estado de alarma se ha producido una reducción significativa de la demanda de movilidad en concordancia con las restricciones de movimiento impuestas a la ciudadanía, salvo algunas excepciones, entre otras, a las personas que acuden a su puesto de trabajo (especialmente en sectores esenciales) o bien relacionadas con la prestación de servicios básicos.

Por otra parte, la utilización de los medios de transporte público, a pesar de las medidas preventivas adoptadas por las distintas Administraciones Públicas, siguen siendo un elemento de riesgo que implica una especial responsabilidad en la utilización de los diferentes modos de trasporte y una llamada al uso del vehículo privado (ocupado por una sola persona), de forma excepcional durante el periodo de alarma.

Por tanto, es preciso arbitrar medidas que no dificulten su utilización por quien debe acudir a su puesto de trabajo en unas circunstancias excepcionales. Entre estas medidas se han de destacar todas aquellas que favorezcan el estacionamiento de vehículos en la vía pública ya sea mediante la ampliación de zonas de carga y descarga o mediante la supresión de las áreas de estacionamiento limitado que abaraten el coste del uso del vehículo privado y faciliten su utilización, en unos momentos donde el transporte público no puede dar, por motivos sanitarios, una respuesta adecuada a las necesidades de movilidad de la ciudadanía.