Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Nuevas restricciones

Uno de cada diez ciudadanos de Palma, afectado por medidas restrictivas

En concreto, 43.000 vecinos de cinco zonas de Palma, sobre una población total de 456.000 personas, están sujetos a estas medidas que ya se aplican durante 15 días en los barrios de Son Gotleu, la Soledad Norte, Can Capes y parte de Son Canals, y a partir de este viernes en la zona de la avenida de Arquitecto Bennàssar.

EFE
 |  Baleares | 16/09/2020
Turistas paseando por el centro de Palma

Turistas paseando por el centro de Palma / Europa Press

Uno de cada diez ciudadanos de Palma, el 9,5 % de su población, está afectado por las medidas restrictivas específicas de movimiento y de limitación de la actividad comercial aprobadas por el Govern balear y el consistorio para frenar el avance del coronavirus.

En concreto, 43.000 vecinos de cinco zonas de Palma, sobre una población total de 456.000 personas, están sujetos a estas medidas que ya se aplican durante 15 días en los barrios de Son Gotleu, la Soledad Norte, Can Capes y parte de Son Canals, y a partir de este viernes en la zona de la avenida de Arquitecto Bennàssar.

En rueda de prensa, el alcalde, José Hila, ha subrayado este miércoles que no es que en Palma, la octava ciudad de España, haya más casos de la covid-19, sino que los gobiernos balear y municipal están siendo "valientes" y están "tomando decisiones duras" para controlar la expansión del virus.

Hila ha subrayado que, si se quiere parar la transmisión, "no es necesario que venga la administración: es tan sencillo como cumplir con las medidas sanitarias, que ya las conocemos todos".

El primer edil ha querido expresamente realizar un llamamiento a "toda la ciudadanía" de Palma, no solo la de estos barrios, para que "cumplan estrictamente las normas sanitarias que están más que claras y que todos conocen".

"Sólo desde la responsabilidad individual venceremos a la covid, no basta que lo haga la administración pública", ha insistido.

Este viernes el Govern balear aprobará las medidas restrictivas en la zona de Arquitecte Bennàssar, donde residen unas 20.000 personas, ya que el barrio de Els Hostalets queda fuera.

Son las mismas que en las cuatro zonas ya restringidas, donde en su conjunto viven 23.000 personas.

Por tanto, los vecinos de Arquitecte Bennàssar no podrán salir del barrio salvo para actividades esenciales como acudir al trabajo o al médico, mientras que las reuniones familiares y sociales se restringen a un máximo de 5 personas.

Estas medidas en Arquitecte Bennàssar, que se aplicarán desde las 22 horas de este viernes hasta la misma hora del sábado 3 de octubre, atienden a los criterios epidemiológicos, asistenciales y sociales.

Si la incidencia del virus en Mallorca del 6 al 13 de septiembre fue de 151 casos por cada cien mil habitantes, en Arquitecte Bennàssar alcanzó los 260.

Las medidas en Arquitecte Bennàssar se aplicarán en el perímetro desde la calle Jafuda Cresques hasta la plaza del Cardenal Reig; de esta plaza con la calle Antoni Frontera hasta la confluencia de la plaza Abu Yahya.

De la plaza Abu Yahya con la calle de Rosselló i Caçador hasta la calle Archiduque Luis Salvador, y de la misma hasta la confluencia con la vía Henri Dunant.

Se adoptan estas medidas también desde Henri Dunant hasta la confluencia con Emilio Serrano; de la calle Emilio Serrano hasta la calle Miguel Fleta; de ésta hasta la calle Jacinto Verdaguer delimitando con Vía Cintura y hasta la confluencia con calle Aragón.

El perímetro también se aplica en calle Aragón delimitando con la confluencia con calle Forteza hasta Jacinto Verdaguer, hasta llegar a la calle Joan Munar con Eusebio Estada, que conecta finalmente con la calle Jafuda Cresques.

Se permite la circulación de los residentes dentro de su núcleo o barrio restringido siempre que se respeten las medidas de prevención de contagios. De todos modos, se recomienda a los vecinos de estas cinco zonas de la ciudad que permanezcan en sus domicilios y limiten sus movimientos, siempre y cuando no sean prescindibles.

En cuanto a los aforos de locales y servicios públicos, se limitará al 50 %, el horario de cierre no se podrá prolongar más allá de las 22.00 horas y se deberá establecer un horario especial para personas mayores de 65 años.

Salud también prohíbe la celebración de fiestas y ferias en estas zonas y en los funerales y velatorios no se podrán superar los 15 asistentes.

En cuanto a los bares, cafeterías y restaurantes, se limita el aforo al 50 % tanto en el exterior como en el interior, las mesas no podrán superar los 5 comensales, se deberá respetar la distancia de 1,5 metros entre personas y los establecimientos deberán cerrar a las 22.00 horas.

Se suspenden las actividades en establecimientos como gimnasios y locales de ocio infantil, mientras que las autoescuelas y centros privados de formación no podrán superar la mitad del aforo habitual.

Finalmente, el alcalde ha subrayado que la Policía Local hará su trabajo y, de hecho, ayer mismo interpuso 43 denuncias en los barrios restringidos. EFE