BAL-SES COVETES

Comienzan las obras de derribo de Ses Covetes con el cierre del solar

Para llegar a esta firma ha sido necesario que la Agencia de Disciplina Urbanística, apruebe del Plan de Seguridad y Salud elaborado por la empresa y supervisado por la dirección facultativa, informa en un comunicado el Consell de Mallorca.

ondacero.es

Mallorca | 26.03.2013 00:00

El derribo de los apartamentos ilegales de Ses Covetes (Campos) comenzará después de Semana Santa, mientras la empresa pública Tragsa, que se encargará de la demolición, ha empezado este lunes el cierre del solar tras la firma del acta de replanteo de las obras.

Para llegar a esta firma ha sido necesario que la Agencia de Disciplina Urbanística, apruebe del Plan de Seguridad y Salud elaborado por la empresa y supervisado por la dirección facultativa, informa en un comunicado el Consell de Mallorca.

Además, se ha dado el visto bueno al Plan de Gestión de Residuos que prevé la valorización de material de la obra para restituir los terrenos a su estado original.

Durante estos días también se llevarán a cabo el resto de tareas para garantizar el cumplimiento del plan de seguridad establecido. mientras se prevé que la demolición se inicie una vez terminado el cierre de la zona para evitar que pase gente al área de obras.

Las obras serán controladas por la Agencia de Protección de la Legalidad Urbanística y Territorial de Mallorca, organismo autónomo del Consell insular, que encomendó la demolición de las viviendas de Ses Covetes en la empresa Tragsa, tal como estableció el Tribunal Superior de Justicia de Baleares para agilizar los plazos de demolición.

El presidente de la Agencia y consell insular de Urbanismo y Territorio, Mauricio Rovira, designado por el Tribunal Superior como comisario de la ejecución de las obras de derribo, deberá informar puntualmente el tribunal del desarrollo del proyecto.

La dirección facultativa de las obras estará a cargo de la arquitecta del Govern Yolanda Garví, quien ha pasado a depender funcionarialmente del Tribunal Superior.

La ejecución de la demolición, que tendrá un plazo de dos meses, es posible después de que el tribunal diera luz verde al proyecto de demolición del Ayuntamiento de Campos que prevé la reutilización del material inerte de las edificaciones.

Este material deberá ser tratado y valorizado para restituir los terrenos a su estado original; es decir, llenar la cota topográfica existente en 1992, cuando se inició la construcción.

El pasado 7 de marzo, el Govern, el Consell de Mallorca y el Ayuntamiento de Campos firmaron un protocolo para hacer efectiva la orden de demolición de las edificaciones de Ses Covetes ante la falta de medios técnicos y económicos del consistorio.

En el acuerdo, el ayuntamiento campaner y el ejecutivo autonómico se comprometen a financiar las obras y el Consell de Mallorca a ejecutar el proyecto de demolición.

El 18 de marzo, Rovira, y el alcalde de Campos, Sebastià Sagreras, firmaron el convenio para autorizar a la Agencia a ejecutar la demolición, y el Ayuntamiento ingresó el importe correspondiente a los gastos derivados de la ejecución de estas obras de derribo y restitución: 452.060 euros.

Una vez que el Tribunal Superior autorizó el proyecto, el pasado día 19, Rovira inició los trámites para encargar a Tragsa las obras que han comenzado ayer.

Temas

LO MÁS