Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La actualidad de Marbella y la Costa del Sol Occidental.

'Más de uno Marbella'. Miércoles, 16 de enero de 2019.

El Ayuntamiento de Marbella recibió ayer oficialmente, a las nueve y media de la mañana y después de que ya el PSOE local anunciara la novedad en la tarde del lunes, la solicitud de licencia de obra de la Junta de Andalucía para construir el nuevo instituto de San Pedro Alcántara. Es, para entendernos, el paso definitivo y clave en el camino hacia el necesitado centro educativo. Además del “¡ya era hora!” que estarán pensando muchos, surgen al momento otras varias reflexiones o consideraciones. Como que, seguramente, ha sido una de las últimas decisiones del actual Ejecutivo andaluz, teniendo en cuenta la semana en la que estamos. Se lee además entre líneas escuchando, como haremos ahora, las manifestaciones hechas por el teniente de alcalde sampedreño, Rafael Piña, que quizá cansado de la confrontación y como quiera que el centro, salvo inconveniente sorpresivo, será, por fin, una realidad, disculpa en cierto modo la tardanza del proyecto: la administración va lenta pero es eficaz, ha dicho, y tampoco la nueva Ley de Contratos del Sector Público ha ayudado a agilizar los trámites, ha añadido. Claro que, como va a ocurrir con casi todo lo que suceda de aquí a mayo, pudiera pensarse que la postura del sampedreño obedece a la cercanía de las elecciones y que quieran empezar a mostrarse ya por sí solos, en lugar de hacerlo junto a sus actuales socios de Gobierno.