Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La actualidad de Marbella y la Costa del Sol Occidental.

'Más de uno Marbella'. Martes, 6 de noviembre de 2018.

Nueve meses lleva generando polémica el estado final en el que debe quedar la céntrica avenida sampedreña Marqués del Duero. La lucha entre los que la prefieren peatonal y los que abogan por que sigan pasando coches por ella no ha cesado desde febrero, cuando los comerciantes pidieron que se reabriera al tráfico, una vez habían concluido las obras de remodelación de la vía, aunque luego se vio que no estaban terminadas técnicamente; de hecho, aún no lo están. Durante este tiempo, ha habido declaraciones de todo tipo, una encuesta promovida por la Tenencia de Alcaldía frustrada, un verano que los responsables municipales presentaron como termómetro para los comerciantes y turistas, y un sondeo sobre los hábitos de los vecinos en los que una de las preguntas era cómo preferían la otrora calle principal de la localidad, si es que no lo sigue siendo. Todo ello para que, apunten bien, la decisión final la tome, en todo caso, el nuevo Ejecutivo local que salga de las urnas de mayo próximo. Así que, entre que son las elecciones y se forma el Gobierno, quedan aún siete meses y medio de esta historia. Insistimos, como mínimo y atendiendo a lo manifestado por el teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña. La cuestión tiene no obstante su trasfondo, porque mientras se decide qué hacer, la calle sigue sin abrirse al tráfico; o sea, es peatonal, a efectos prácticos.