Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La actualidad de Marbella y la Costa del Sol Occidental.

'Más de uno Marbella'. Martes, 4 de diciembre de 2018.

No ha habido sorpresas. La nueva ordenanza municipal que regulará todo lo relacionado con los autobuses urbanos marbellíes no ha recibido sugerencia alguna durante la primera exposición pública del documento. Abrimos paréntesis: es la primera porque una modificación legal obliga ahora a publicar en la web municipal la normativa en cuestión antes de que se apruebe inicialmente; periodo de sugerencias, se llama. Después, una vez pase por Pleno, se abrirá lo que se conoce como periodo de alegaciones; el de toda la vida y les sonará más. Cerramos paréntesis. Decíamos que no había habido sorpresas porque a simple vista y sobre el papel, la nueva ordenanza contempla mejoras en todos los aspectos, sobre todo para los usuarios, claro, que son los que las necesitan, ciertamente, después de años padeciendo las, vamos a llamarlas, carencias de los autobuses, y reclamando mejoras. Más aún: el artículo estrella del documento, ya lo contamos, es que para los empadronados en Marbella, el servicio será gratis los dos primeros años, prorrogables bianualmente. ¿Por qué así? Porque el Ayuntamiento quiere evitar la picaresca y que alguien, poniendo el ejemplo más extremo, se empadrone un día, solicite la tarjeta con la que se podrá subir gratis al autobús, y se desempadrone al siguiente.