Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En Cádiz

Vuelve el Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz a partir del 23 de octubre

Del 23 de octubre al 8 de noviembre, el Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz se configura como un escenario seguro para la reflexión sobre las problemáticas de la contemporaneidad

Onda Cero Cádiz
 |  Cádiz | 28/09/2020
Granma. Metales de Cuba

Granma. Metales de Cuba / FIT de Cádiz

Esta mañana se ha presentado en el patio del Espacio de Cultura Contemporánea de Cádiz (ECCO) la 35ª edición del FIT, de la mano de sus directores, Isla Aguilar y Miguel Oyarzun; y la concejala de Cultura y Fiestas del Ayuntamiento de Cádiz, Lola Cazalilla. Como miembros del patronato del FIT han participado en el acto también Mercedes Colombo, delegada provincial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía; Antonio González Mellado, diputado de Cultura de la Diputación Provincial de Cádiz; Domingo Collado, director de la Fundación Provincial de Cultura de la Diputación Provincial de Cádiz; Ricardo Fernández, interventor delegado; y Carmen Montes, secretaria del Patronato.

Tras los meses de confinamiento e incertidumbre que ha dibujado la pandemia de COVID-19, el Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz, uno de los eventos escénicos más veteranos del panorama nacional, resurge asumiendo la necesidad de retomar la actividad, de abrir los teatros y los espacios escénicos. Mantiene con esta determinación su programación presencial, combinada con propuestas semipresenciales o virtuales, ofreciendo con valentía un programa de primer nivel, con el compromiso de preservar la salud de la cultura como bien de interés general y material sensible, y aplicando la normativa de seguridad sanitaria que garantiza también la salud de su audiencia y de los artistas convocados. Por otra parte, en este complicado contexto mundial, plantea una 35ª edición como un punto de inflexión en su trayectoria evolutiva, un renacimiento que lo lleva a repensar las dinámicas y temáticas escénicas en relación con el contexto en el que se desarrollan, sin olvidar el legado y el recorrido transitado en estos 35 años de historia. Así como para las artes vivas es imposible obviar su entorno, será éste un FIT que manifiesta la necesidad de reflexionar sobre la contemporaneidad. Desde las obras del programa, desde las ponencias, desde los encuentros presenciales, virtuales o en formato podcast, se hace necesario repensar el hecho escénico, sus nuevos lenguajes y su relación con el mundo; tal y como transmite el cartel de la presente edición obra del artista gráfico gaditano, Loren Roldán.

Como novedad este FIT toma el ECCO como sede neurálgica y espacio para esos encuentros, conversaciones, talleres y laboratorios. Es uno de los 6 espacios que el Festival empleará para desplegarse por la ciudad, junto con el Gran Teatro Falla, el Teatro de Títeres de la Tía Norica, la Sala Central Lechera, el Baluarte de la Candelaria y los Depósitos de Tabacalera como una nueva localización para el Festival. Del 23 de octubre al 8 de noviembre, 20 espectáculos integran una oferta escénica que, guardando las medidas de seguridad necesarias, recuperará las presencias en entornos reales, o que combinan lo real y lo virtual. Este catálogo se complementa con tres propuestas online que el FIT desarrollará ampliando sus posibilidades para crear conexiones entre artistas y público. A éstas cabría sumar otras tres citas más que se celebrarán, a modo de epílogo virtual del Festival, el viernes 13, sábado 14 y domingo 15 de noviembre.

Pero, sobre todo, en esta edición, el FIT se despliega por Cádiz. La ciudad será, más que nunca, el eje sobre el cual girará el Festival haciendo protagonista a su paisaje y su paisanaje de un teatro de proximidad. Cádiz será el contexto físico del FIT, el texto de muchas de sus propuestas y el pretexto de esta celebración de las artes vivas volcada en lo local. Como novedad, dentro de la programación del festival, la ciudad será escenario de distintos paseos dramatizados al aire libre, como aconsejan las medidas de seguridad sanitaria, recorridos participativos de la mano de poéticas contemporáneas que redescubren Cádiz a sus habitantes. Es la propuesta de ‘El Paseo de Robert Walser’ que, tras pasar por otras ciudades, Marc Caellas y Esteban Feune traen a Cádiz; de la gran dramaturga argentina Lola Arias y el músico Ulises Conti con ‘Formas de caminar con un libro en la mano’, o del gaditano Emilio Rivas con ‘Take a walk on the wild side’, que por primera vez presenta su trabajo en su tierra. A estos paseos presenciales cabe añadir la instalación ‘Cádiz en José Martí’ de Abel González-Melo, un recorrido por 17 puntos de la ciudad donde se localizarán sendos códigos QR que desvelan romances que celebran el hermanamiento de la ciudad de Cádiz con La Habana a través de la figura del intelectual cubano.

Por su parte, abundando en este trabajo en el territorio, la programación incorpora artistas de Cádiz en citas concretas, así como la ciudadanía gaditana será protagonista de los espectáculos de inauguración y clausura del FIT en el Gran Teatro Falla. Así el Festival se abrirá el 23 de octubre con la producción del FIT ‘Atlas Cádiz 2020’ una versión de la pieza de Ana Borralho y João Galante que, desde su estreno en 2011, se ha realizado en más de cuarenta ciudades del mundo implicando a sus habitantes. Para esta ocasión las cien personas de la ciudad anfitriona que suelen ocupar el escenario, serán parcialmente sustituidas por reproductores de vídeo para guardar las medidas de distancia social. Se logrará no solo configurar el atlas humano de la ciudad sino hacer un gesto de afirmación de las artes vivas y del papel que juegan como vertebrador de la sociedad. En esta línea, los días 5 y 8 de noviembre se estrenará en Cádiz, ‘COVID-451’, producción del FIT 2020 en complicidad con el Grec Festival de Barcelona y con el apoyo del Institut Français Espagne, un proyecto del dramaturgo y director franco-uruguayo Sergio Blanco en colaboración con cinco trabajadores hospitalarios de la ciudad que suben a escena para reflexionar sobre el teatro y el hospital como dos espacios de curación.