Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Viviendas de alquiler social

El Ayuntamiento quiere incluir modificaciones en la ordenanza de alquiler social

La concejala de Vivienda está manteniendo encuentros participativos para presentar las modificaciones propuestas y recoger valoraciones

Jaime Álvarez
  Cádiz | 01/06/2020
Bóvedas de Santa Elena

Bóvedas de Santa Elena / Ayuntamiento de Cádiz

El Ayuntamiento de Cádiz quiere elevar al próximo Pleno municipal una modificación de la ordenanza municipal que regula el programa de alquileres sociales. El objetivo principal es 'afinar' esta herramienta para poder ayudar a las personas propietarias de viviendas turísticas la vuelta al uso residencial y poder mejorar los criterios sociales para el acceso de los futuros usuarios a las mismas. El programa de alquiler social fue apoyado por unanimidad en septiembre de 2016 y es un instrumento por el que la propiedad pone a disposición de las familias que determine Procasa el alquiler de una vivienda a cambio de la garantía íntegra de la renta y otras ventajas.

Una de las principales modificaciones que sufrirá es la adaptación a la Ley de Arrendamientos Urbanos, que eleva de 3 a 5 años los contratos de alquiler. También refleja la necesidad de cumplir con determinados parámetros del Código Técnico de la Edificación y otras regulaciones sectoriales pensadas para nuevas edificaciones ha dejado fuera viviendas que siendo perfectamente habitables a criterio técnico se hubieran podido acoger al programa. Otro de los cambios que se ha considerado necesario es la adaptación al mercado actual de alquiler, aumentando hasta los 600 euros en caso de vivienda de un dormitorio, 700 para la de dos y 800 para las de tres.

El borrador de estas propuestas se ha ido tratando en distintas reuniones con propietarios, administradores de fincas, inmobiliarias, grupos políticos y con entidades sociales que trabajan en la ciudad.