Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ABIERTO DE PEKÍN | 6-7 (4), 6-1 Y 7-5

David Ferrer se medirá a Murray en semifinales del Abierto de Pekín tras ganar a Zverev

David Ferrer avanzó a semifinales del Abierto de Pekín tras imponerse en un laborioso partido a Alexander Zverev (6-7 (4), 6-1 y 7-5). Su rival en la siguiente ronda del torneo asiático será Andy Murray, que se impuso a Edmund en cuartos.

Efe | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 03:54 horas

David Ferrer golpea la bola durante su partido

David Ferrer golpea la bola durante su partido / Getty Images

El español David Ferrer, quinto favorito, avanzó este viernes a las semifinales del Abierto de China de Pekín tras derrotar en cuartos al alemán Alexander Zverev, número 24 de la clasificación de la ATP, por 6-7 (4), 6-1 y 7-5.

Ferrer empezó perdiendo el primer set, pero fue capaz de aprovecharse de los abundantes errores del joven alemán, considerado una de las mayores promesas del circuito tras ganar recientemente el torneo de San Petersburgo con 19 años, y remontar el partido. En semifinales, el español jugará contra Andy Murray.

Le costó ganar a Ferrer

El joven alemán comenzó muy fuerte, basando su juego en un saque muy potente -rara vez bajaba de los 200 kilómetros por hora-, y se puso 3-0 de inicio. Esa arrancada fulgurante no amilanó a Ferrer, de 34 años, que tiró de paciencia y, poco a poco, fue sumando puntos hasta llegar a un desempate que, aunque no le sirvió para ganar el set, le ayudó a minar la confianza de su contrincante.

En la segunda manga, Zverev empezó sacando y se adjudicó su servicio, pero Ferrer ya no le dejó ganar ningún juego más y cerró la manga con un contundente 6-1, tras conseguir tres roturas. El alemán arriesgaba mucho y, en el momento en que sus golpes perdieron precisión, comenzó a cometer errores que dispararon a Ferrer en el marcador.

El tercer set vio a un Ferrer más entero que llevó la iniciativa del juego, mientras que Zverev, pese a mostrarse más conservador, siguió tomando decisiones equivocadas que le acabaron costando el set y el partido.