Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EUROPA LEAGUE | VILLARREAL 1-3 SEVILLA

El Sevilla impone su prisa por pasar a cuartos sobre el Villarreal

Apenas habían pasado catorce segundos del partido cuando el sevillista Vitolo estrenaba el marcador. M'Bia, en posible fuera de juego, amplió el marcador mediada la primera parte. Ya en la segunda mitad, Vietto recortó distancias pero Gameiro aprovechó un rechace para encarrilar el pase de ronda del equipo hispalense.

EFE | Madrid
| 12/03/2015
Vitolo, junto a su compañero Vicente Iborra, celebra su gol

Vitolo, junto a su compañero Vicente Iborra, celebra su gol / EFE

El Sevilla cobró una importante ventaja (1-3) en la eliminatoria de octavos de final de la Europa League ante el Villarreal y mete pie y medio en cuartos gracias a los goles de Vitolo, M'Bia y Gameiro. Por el conjunto castellonense, que necesitará un milagro en el Pizjuán, anotó Vietto.

El partido empezó con emociones fuertes. El Sevilla se adelantó en el marcador cuando tan solo habían transcurrido unos segundos de juego. De hecho, fue en la primera jugada del duelo cuando Iborra peleó un balón colgado, Gameiro asistió y Vitolo superó a Asenjo en posición forzada. El Villarreal contestó pasado el primer minuto. Uche cedió raso para Vietto y el delantero argentino soltó un potente derechazo que se acabó estrellando en el larguero sevillista. Trepidante.

El conjunto entrenado por Marcelino llevó la batuta del juego a partir de entonces, mientras el de Emery aprovechaba su corpulencia para crear mucho peligro por alto. Así llegó el 0-2. Corría el minuto 25 de juego cuando un centro de Tremoulinas fue rematado por M'Bia en posible situación de fuera de juego. El colegiado italiano Daniele Orsato no lo consideró así y el tanto subió al marcador.

La contundencia sevillista contrastaba con la inocencia de los ataques del Submarino. De hecho, los visitantes pudieron ampliar su renta en el minuto 39. Una letal contra del Sevilla acabó con un disparo de Aleix Vidal que se topó con la cruceta izquierda de la portería defendida por Asenjo. El Villarreal también tuvo la suya rozando el tiempo de descanso. Vietto se aprovechó de un inoportuno resbalón de Nico Pareja para encarar la meta sevillista, pero su potente derechazo se fue demasiado desviado cuando lo tenía todo a su favor.

Los amarillos marcaron el 1-2 nada más iniciarse el segundo acto. Vietto resolvió un barullo en el área, aunque el tanto tardó en subir al marcador. El árbitro puso el suspense al consultar con sus asistentes antes de dar validez al gol.

El Villarreal se metía en el partido, pero el Sevilla volvió a poner tierra de por medio poco más tarde. Otro balón colgado al área y el posterior rechace fue aprovechado por Gameiro para hacer subir el 1-3 al marcador (m. 49). A partir de entonces, el equipo hispalense pudo marcar algún gol más a la contra, mientras los locales se estrellaban una vez tras otra contra la bien plantada zaga visitante. Gerard Moreno tuvo la mejor ocasión de los amarillos ya en el tiempo extra con dos remates de cabeza en la misma jugada que Sergio Rico se encargó de detener.

Hat-trick de Higuaín con el Nápoles

Como el Sevilla, el Zenit San Petersburgo, el Nápoles y el Wolfsburgo pusieron un pie en los cuartos de final de la Liga Europa con el golpe de autoridad que protagonizaron en los primeros envites de octavos, con muestras de superioridad y resultados contundentes. El protagonismo de la sesión lo acaparó el argentino Gonzalo Higuaín, que firmó un 'hat trick' y lideró la remontada del Nápoles, que palió el sonrojo del fútbol italiano. El resto de los representantes transalpinos, a excepción del Fiorentina, están contra las cuerdas y a expensas de la vuelta.

Higuaín despejó el panorama del Nápoles del español Rafael Benítez, puesto al inicio en entredicho por la ventaja lograda por el CSKA Moscú con el gol del alemán Kevin Kuranyi. El exjugador del Real Madrid dio un giro a la situación en seis minutos. Empató en el 25 y adelantó a los italianos en el 31 al transformar un penalti. Después, en el inicio de la segunda parte, sosegó la excitación local al anotar el tercero (3-1).

El Zenit rentabilizó la superioridad numérica con la que afrontó la mayoría de los minutos con la expulsión de Marco Benassi, que dejó a su equipo con diez jugadores antes de la media hora de partido. El belga Axel Witsel encarriló el triunfo ruso, que amplió su ventaja al inicio de la segunda mitad gracias al italiano Domenico Criscito (2-0).

Otro belga, Kevin De Bruyne, lideró la remontada del Wolfsburgo ante el Inter (3-1). El conjunto transalpino fue incapaz de resguardar la ventaja obtenida a los seis minutos con el gol del argentino Rodrigo Palacio y de frenar la reacción de su rival. El brasileño Naldo empató antes del descanso. Fue determinante el tanto del central, que espoleó a sus compañeros para la segunda mitad, cuando apareció el belga para marcar a la hora de partido y en el tramo final, de lanzamiento de falta.

El duelo italiano entre el Fiorentina y el Roma acabó en tablas y a expensas de lo que suceda en el Olímpico dentro de una semana (1-1). El equipo 'viola' dominó la primera mitad, en la que logró tomar ventaja con el gol anotado por el esloveno Josip Ilicic. El equipo de Rudi Garcia, uno de los llegados de la Liga de Campeones, que desperdició un penalti a la hora de partido, marrado por el serbio Adem Ljajic, encontró el premio gracias al maliense Seydou Keita.

Por su parte, el Dnipro ucraniano afronta el duelo ante el Ajax con ventaja en el marcador. Roman Zozulya llevó el triunfo al equipo local (1-0), mientras el combinado de Frank De Boer emplazó su futuro al choque de vuelta, en el Amsterdam Arena. El Everton del español Roberto Martínez se aferra a la Liga Europa. Remontó en Goodison Park ante el Dinamo Kiev, que se adelantó a los dos minutos gracias a Oleg Gusev. Poco antes del intermedio empató Steven Naismith. El único representante del fútbol inglés consiguió afrontar la vuelta con ventaja gracias al penalti transformado por el segundo máximo anotador de la competición, tras el brasileño Alan del Salzburgo, el belga Romelu Lukaku, que transformó un penalti a ocho minutos del final (2-1).