Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA DE CAMPEONES | REAL MADRID 2-1 JUVENTUS

Real Madrid 2 - 1 Juventus

El Real Madrid acaricia su pase a los octavos de final tras lograr su tercera victoria en tres partidos. Cristiano Ronaldo, con un doblete, destacó entre los blancos, mientras que Fernando Llorente anotó el gol italiano.

Alberto Mendo |  Madrid |  23/10/2013

El Real Madrid se mantiene imbatible en la Liga de Campeones tras imponerse por 2-1 a la Juventus de Turín. El equipo de Carlo Ancelotti certificó en el Santiago Bernabéu algunos síntomas de mejoría que ya mostró ante el Málaga y, aunque con más lagunas en la defensa, se mostró inapelable en el ataque gracias a Cristiano Ronaldo. Además, tres victorias en las tres jornadas europeas disputadas ponen a los blancos casi con el pasaporte a octavos en la mano.

Ancelotti optó por mover el banquillo para diseñar su once, en parte para devolver la titularidad a algunos de sus habituales, como Benzema y Arbeloa, y en parte para rotar con la mente en el Clásico del próximo sábado, dando descanso a Isco. En cualquier caso, tener a Cristiano en el campo es ya una garantía de gol y esta vez apenas tardó 4 minutos en demostrarlo. Pase de lujo de Ángel di María y el portugués, aunque con escaso ángulo, consigue burlar a Buffon para poner el 1-0 en el marcador.

El gol tempranero animó, de hecho, al Real Madrid y suyo fue el dominio en los primeros minutos, aunque se fue diluyendo poco a poco a la par que se acercaban Marchisio y Tévez. Así, Iker Casillas pudo superar su récord de imbatibilidad pero sumó pocos más a su anterior marca de 503 minutos. De eso se encargó Fernando Llorente en el minuto 22. El portero blanco consiguió detener un disparo de Pogba pero no el rechace del delantero español, que agradeció así la titularidad.

Un penalti desequilibró el marcador a los cinco minutos. Chiellini derriba de forma evidente a Sergio Ramos en el área y Cristiano Ronaldo no perdona ante Buffon. El portugués suma ya 57 goles en la Champions, superando así a Ruud Van Nistelrooy; por delante ya sólo tiene a Messi y, aún en lo más alto, a Raúl. De nuevo con el marcador favorable, el Real Madrid calmó el partido, cuya primera parte tuvo poca historia más, aparte de algún contragolpe blanco y un par de ocasiones de Pirlo y Tévez.

Más de cara parecía ponerse el partido tras el descanso, cuando Giorgio Chiellini vio la roja directa tras un codazo a Cristiano Ronaldo. Sin embargo, la inferioridad numérica de la Juventus provocó una extraña relajación en los blancos, que controlaban el partido a ráfagas pero sin crear peligro.

Maniatado el equipo italiano, su técnico, Antonio Conte, optó por quitar a Pirlo, ovacionado por el Bernabéu, y eso restó cierto poder ofensivo. Aún así, Vidal se encargó de llevar la batuta ofensiva del equipo para recordar constantemente que el marcador era muy justo. Él y Giovinco rozaron el empate, de la misma forma que Benzema dejó escapar el 3-1 cuando estaba solo ante Buffon y a un palmo de la boca gol.

Los cambios no lograron desperezar del todo a los blancos. No lo consiguieron ni Isco ni Bale. Sí metió oxígeno Álvaro Morata, que al minuto siguiente de entrar al campo ya mostró su hambre de gol y muy cerca estuvo de firmar una gran jugada superandoa  toda la defensa con sombrero incluido. El canterano sigue pidiendo, con hambre y trabajo, un hueco como habitual titular a Ancelotti.

Los minutos finales tuvieron una cierta carga de sufrimiento entre los blancos, que siguen venciendo y convenciendo a medias. Aún no llegan las combinaciones pedidas por Ancelotti y la defensa mantiene las lagunas que suele, pero el engranaje funciona mientras Cristiano Ronaldo sea el motor.