Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA DE CAMPEONES | REAL MADRID 1-0 ATLÉTICO DE MADRID

Real Madrid 1 - 0 Atlético de Madrid. Chicharito da el pase al Real Madrid a las semifinales

Sólo Chicharito ha sido capaz de romper el muro del Atlético de Madrid. Ha sido con un gol en el minuto 88, fabricado por James Rodríguez y Cristiano Ronaldo, que vale el pase del Real Madrid a semifinales. Los blancos dominaron más en un partido en el que los dos equipos basaron su juego en evitar fallos más que en lograr aciertos. Es el primer derbi que gana en Ancelotti en ocho partidos y desde la final de Lisboa.

Alberto Mendo |  Madrid |  22/04/2015

El miedo al fallo y la trascendencia del partido puede explicar que sólo se haya visto un gol en el derbi de los cuartos de final de la Liga de Campeones. Un único gol en 180 minutos, y llegó en el minuto 178, o en el 88 del partido de vuelta, obra de 'Chicharito' Hernández, y vale su peso en oro para el Real Madrid, que alcanza las semifinales de la Liga de Campeones a costa de un Atlético de Madrid que pagó cara su tacañería (1-0). El equipo blanco no ganaba el gran derbi desde la final de Lisboa, aunque probablemente se ha impuesto en el más importante de la temporada.

Las numerosas bajas con las que el equipo local afrontaba el partido ya hacían prever novedades en el once, con la entreda de jugadores poco habituales como Chicharito o Fabio Coentrao, pero Carlo Ancelotti decidió improvisar aún más dando entrada a cinco defensas: Carvajal, Varane, Pepe, Coentrao y Ramos, adelantando a este último al centro del campo. En el banquillo se quedaron Illarramendi y Khedira, definitivamente señalados y con la puerta de salida del club. Y el experimento le salió al italiano descafeinado, con los jugadores blancos controlando el balón pero sin profundidad, asociándose sin peligro ante un Atlético replegado en su área.

Y es que Diego Simeone optó por economizar esfuerzos, concentrando las energías en una buena defensa, por lo que su ataque con Griezmann y Mandzukic se mantuvo inédito hasta bien entrada la primera parte. No obstante, los madrididas encontraron un punto débil por la banda derecha con un Saúl especialmente desafortunado y con el que su entrenador acabó literalmente desesperado.

El primer intento del partido no llegó hasta el minuto 11, en un disparo flojo de Chicharito, que volvió a internarlo justo después con un balón que se fue al exterior de la red. Después probaba Cristiano con un disparo que se fue mordiendo el palo derecho de la portería. Poco a poco, la telaraña rojiblanca fue surtiendo efecto, desgastando a los locales y haciendo desaparecer a jugadores 'clave' como Isco. En cambio, la primera jugada peligrosa visitante, más allá de jugadas aisladas a balón parado, se remonta a casi el minuto 30, en un disparo de Gámez.

James, Cristiano, Chicharito... protagonizaron las ocasiones blancas en las que de nuevo Oblak, como en el partido de ida, pudo lucirse. El portero rojiblanco salvó una mala salida de balón de Saúl, aprovechabada por James para dejar solo a Cristiano en el mano a mano al borde del descanso.

La segunda parte mantuvo el guión de dominio sin profundidad de los de Ancelotti, aunque cada vez con menos ideas. Se mascaba la tensión en los jugadores, preocupados por intentar arriesgar pero sabiendo que un fallo podía ser definitivo. Y cuando los rojiblancos parecían lanzarse a por el partido, ocurrieron dos hechos definitivos. Uno por iniciativa del propio Simeone, al quitar a Griezmann para dar entrada a Raúl García. Y, el más importante, la segunda amarilla a Arda Turan que dejaba al Atlético en inferioridad numérica. En la primera parte había derribado a Kroos esta vez se lanzó a por todas contra Ramos.

Era el minuto 76 y el Real Madrid se lanzó a aprovechar la coyuntura. Cristiano volvía a desesperarse al ver que no lograba materializar goles, aunque el portugués es de los de esa raza de futbolistas que se levanta tras cada caída y vuelve a intentarlo. Y en una pared suya con James se cocinó el gol ante el que ya nada pudo hacer un Oblak hasta entonces perfecto. Era el minuto 88, recta final otra vez, como en Lisboa,aunque esta vez el protagonista y nuevo héroe blanco es Chicharito. El tremendo partido que había realizado tuvo su refrendo con un tanto que le reivindica y que hizo justicia a los planteamientos vistos sobre el terreno de juego.

El Atlético ya no tuvo tiempo para la réplica, con Ancelotti utlizando el tiempo de descuento para hacer sus tres cambios. Así, el bastón de mando de la capital vuelve a cambiar de manos. Tras siete partidos, el Real Madrid volvió a ganar un derbi, el único en toda la temporada, pero que vale seguir soñando con la Undécima.