Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

DE NUEVO EN EL Nº 4 DE LA ATP

Nadal: "He tenido ansiedad este año pero ahora estoy tranquilo"

Rafa Nadal ha comentado que espera hacer un buen Trofeo Conde de Godó, donde busca su noveno triunfo, y dar "continuidad al juego de Montecarlo", donde cayó en semifinales ante Novak Djokovic. "Por momentos jugué a mi nivel y recuperé las buenas sensaciones", ha asegurado. En la primera jornada en Barcelona, destacan los triunfos de Granollers, Andújar y Carballés por parte de la Armada española.

EFE | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 11:38 horas

Rafa Nadal entrena en Barcelona para el Trofeo Conde de Godó

Rafa Nadal entrena en Barcelona para el Trofeo Conde de Godó / EFE

Pese a perder en la semifinales de Montecarlo ante Novak Djokovic, Rafael Nadal no solo ha recuperado el número 4 del ránking mundial sino también "las buenas sensaciones" en su tenis, por lo que afronta "con fuerza e ilusión" la reconquista del Trofeo Conde de Godó. Nadal, que se entrena en las pistas del RCT Barcelona 1899 desde este domingo, compareció en rueda de prensa para confirmar que ha dado un paso adelante en su preparación, que ha ganado "en seguridad y confianza" y que espera refrendar esta mejoría durante esta semana en la capital catalana.

"En Montecarlo conseguí por primera vez jugar sin altibajos. Por momentos jugué a mi nivel y recuperé las buenas sensaciones. Aquí quiero dar continuidad a la semana de Montecarlo y seguir mejorando", ha anunciado. El exnúmero uno mundial reconoce, no obstante, que no sabe si esta mejora en su juego le alcanzará para levantar su noveno Godó. "Mas teniendo en cuenta que tengo un cuadro complicado desde el principio", ha recordado.

El balear debutará el miércoles con el vencedor del partido de primera ronda entre el italiano Paolo Lorenzi y Nicolás Almagro, que ya le eliminó en los cuartos de final del torneo el año pasado. En octavos de final le esperaría o su compatriota Fernando Verdasco, que ya lo ha derrotado este año en la tercera ronda del Master 1.000 de Miami, o el italiano Fabio Fognini, que lo eliminó en semifinales del Open 500 de Río de Janeiro en febrero pasado. En cuartos, Nadal podría verse las caras con Feliciano López, que disputará el abierto barcelonés por decimoquinta vez y lo hará además con el mejor ránking de su carrera (12). Y en semifinales, tendría otro hueso duro de roer: David Ferrer, séptimo jugador mundial, finalista en Barcelona en cuatro ocasiones -en las cuatro cayó ante Nadal- y al que acaba de derrotar en el Master 1.000 de Montecarlo.

Nadal ha dado por hecho su emparejamiento con Almagro la jornada de su debut. "El año pasado ya me ganó aquí y es uno de los rivales más peligrosos que te pueden tocar, no solo en tierra sino en cualquier superficie. He de intentar hacer mi camino y ponérselo difícil a Nico, y estoy preparado para todo, también para volver a casa", ha apuntado.

Atrás ha quedado la ansiedad que tenía por hacerlo bien en cada partido, tras venir de un año accidentado en el que sufrió una lesión de muñeca y una apendicitis. "Cuando vuelves tienes ganas de hacerlo bien desde el principio y te puede crear ansiedad no conseguirlo. Hay que aceptar que puede no ser así, aunque lo haya hecho otras veces", ha comentado al respecto.

Por otra parte, ha restado importancia al hecho de haber cambiado de raqueta (ahora las cuerdas tienen más separación entre ellas) tras el torneo de Miami. "No creo que sea un factor importante en mi tenis. Es más mental y tenístico que otra cosa. Si acaso, me ofrece más control, pero nada más. Me siento bien con ella, pero con la otra gané todo lo que gané", ha recordado.

Victorias de Granollers, Andújar y Carballés en la primera jornada

Marcel Granollers, 60 jugador del ránking mundial, se ha estrenado con un cómodo triunfo ante el australiano Marinko Matosevic (6-2 y 6-3). Y Roberto Carballés ha logrado su primera victoria en Barcelona, tras cuatro participaciones, y también la primera de la temporada en un cuadro grande de un torneo ATP. El granadino, número 222 del mundo y que a sus 22 años sigue siendo un asiduo a los Challengers, solo ha disputado los previas de los Open 250 de Quito y Buenos Aires en 2015. Este lunes abrió la jornada en la pista central y, pese a perder la primera manga, derrotó al alemán Jan-Lennard Struff, por 5-7, 7-5 y 6-2.

En duelo fratricida, el manchego Pablo Andújar, número 66 de la ATP, se deshizo con facilidad de Albert Ramos, semifinalista en 2004, por 6-4 y 6-1. Otro español, Pablo Carreño, cerraba la jornada en la pista central ante Teymuraz Gabashvili, pero acabó cediendo por 7-5 y 6-4 y, por lo tanto, será el ruso quien se mida mañana al vigente campeón del Godó y primer cabeza de serie, el japonés Kei Nishikori. Carreño, número 63 del mundo, solo ha ganado tres partidos este año en el circuito: las primeras rondas de Chennai, Aukland y Río de Janeiro.

El mallorquín Jaume Munar, de 17 años, subcampeón júnior de Roland Garros y quien se estrenaba en un cuadro grande de la ATP procedente de la fase previa, tampoco pudo con Benoit Paire, quien le derrotó por un doble 6-2. Junto al francés, también tuvieron un plácido debut el kazajo Mikhail Kukushkin ante el brasileño Joao Souza (6-1 y 6-0) y el brasileño Thomaz Bellucci ante el japonés Yuichi Sugita (6-1 y 6-0). Kukushkin volverá a jugar este martes, cuando tendrá una prueba de fuego ante Tommy Robredo, campeón en Barcelona en 2004 y noveno cabeza de serie, y Bellucci hará lo propio ante el séptimo cabeza de serie, Roberto Bautista.