Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

NO QUIERE APLAZAR EL ENCUENTRO

Valverde quiere que el Clásico se juegue el 26 de octubre: "Se celebraría sin ningún problema"

El entrenador del Barcelona ha opinado que el Clásico del 26 de octubre puede jugarse en el Camp Nou y en la fecha prevista porque no habrá "ningún problema" y la afición azulgrana, con respeto y libertad de expresión, demostrará a los "agoreros" que dicen que no se puede jugar que iban equivocados.

EFE
 |  Madrid | 17/10/2019
Ernesto Valverde, en la rueda de prensa previa al partido ante el Sevilla

Ernesto Valverde, en la rueda de prensa previa al partido ante el Sevilla / Efe

"Está programado jugar en el Camp Nou, nuestro público va a responder y el partido se celebraría sin ningún problema, respetando a los rivales y a todo. No sé la resolución que va a tomar la federación, y haremos lo que toque, pero esta es mi opinión", manifestó Valverde este jueves en rueda de prensa.

A la espera de que el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) diga qué sucede con este primer Clásico, que LaLiga quiere que cambie de orden y se juegue en el Bernabéu, el extremeño reiteró que la opción del club azulgrana es no intercambiar el orden y tampoco aplazarlo.

"Hubo un planteamiento de cambiar el orden, de jugar primero en el Bernabéu, que no lo terminamos de ver. Tenemos un partido el miércoles, viajamos hoy jueves y el martes a Praga, teníamos que volver y volver a viajar. Pero no sólo por esa cuestión sino por respetar el calendario y a los aficionados", comentó sobre por qué rechazan la propuesta original de LaLiga de permutar los Clásicos.

Además, el preparador blaugrana ve este Clásico en el Camp Nou como una "oportunidad" de callar bocas. "Es una oportunidad para mucha gente de aquí, para nuestros aficionados y para agentes de la sociedad, porque ahora todo el mundo está pendiente de que algunas imágenes que se están viendo se trasladen al partido, y no tiene por qué ser así", advirtió.

"Podemos demostrar que el partido se puede disputar perfectamente, que respetamos al contrario y al rival, que dentro de unas normas mínimas de civismo todo puede funcionar. Es un partido importante para que la gente lo vea y eliminar a los agoreros que dicen que el partido no se va a celebrar", apostilló.

Además, Valverde insiste en que lo "normal" es jugar en el Camp Nou. "Se están anticipando muchas circunstancias, todavía quedan nueve días para ese partido. Esta semana está siendo extraña en Barcelona y lo sabemos, pero queda tiempo y confiamos en nosotros y en poder jugar este partido en nuestro estadio, que es lo que queremos", se sinceró.

"El 1 de octubre hubo un partido aquí en nuestro estadio, una semana después jugamos en el Wanda contra el Atlético y todo el mundo preveía un partido dramático y fue un partido normal", comentó sobre el referéndum del 1 de octubre de 2017, día en que el Barça jugó a puerta cerrada contra la UD Las Palmas, y sobre ese duelo ante los colchoneros.

"Cada uno expresó sus ideas, lo mismo que puede ocurrir en nuestro campo sin problemas, esperamos lo mismo. Hay margen todavía, si el partido fuera mañana diría que quizá... Pero quedan nueve días", añadió el exdelantero.

Preguntado por cuál era su opinión sobre las reacciones a la sentencia del 'procés', con tres noches de incidentes en Barcelona, se mostró calmado y adoptando el 'seny' --la calma o la pausa-- como bandera. "Ha ocurrido esto, hay gente en la política que debe dar un paso más importante para encontrar entendimientos", apeló.

"Hay cosas que no son agradables de ver y que están pasando en Barcelona, esperemos que sólo sea puntual y que todos demos un paso adelante. Está claro que esto se está saliendo un poco de lo habitual. Todos nos reconocemos en el hecho de que queremos que haya el máximo de libertad de expresión, que la gente se exprese libremente, tenemos que respetar a todos y los políticos tienen que hacer su trabajo", demandó a la clase política.

"El club ha hecho un comunicado, en el que estamos representados todos. Estoy aquí sentado porque soy el entrenador del Barça, y tengo que responder ante mi club. Esto no es una entrevista personal, es una rueda de prensa y soy entrenador del Barça y estoy representando a mucha gente", sentenció Valverde.