Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Y RETIRA LA SANCIÓN A GABRIEL

La Federacion Inglesa suspende con tres partidos a Diego Costa por conducta violenta

La FA ha anunciado que el delantero brasileño naturalizado español, Diego Costa, ha sido suspendido por tres partidos por un cargo de conducta violenta en el partido que enfrentaba al Chelsea contra el Arsenal del pasado domingo. Hay que recordar que en una acción, el atacante español agredió a Koscienly y a Gabriel y solo fue amonestado con amarilla, mientras que Gabriel fue expulsado. Sin embargo, la FA ha retirado la sanción de tres partidos al defensa Gabriel Paulista.

Efe/Ep | Madrid | 22/09/2015

Gabriel y Diego costa cruzan más que palabras

Gabriel y Diego costa cruzan más que palabras / Getty

La Federación Inglesa de Fúbol decidió actuar de oficio con el delantero del Chelsea, Diego Costa y lo sancionaron con tres partidos en la Premier League, por conducta violenta en el partido contra el Arsenal, debido a una agresión cometida sobre el defensa francés Laurent Koscielny.

En el minuto 43 del partido, saldado con victoria del Chelsea, Costa agredió a Koscielny, pero el árbitro no sancionó la acción. Debido a este incidente, el internacional español inició un enfrentamiento con Gabriel Paulisa, que acabó siendo expulsado.

Sin embargo, la federación inglesa de fútbol (FA) ha retirado la sanción de tres partidos al defensa internacional brasileño del Arsenal Gabriel Paulista, que había sido acusado por ese organismo de conducta impropia.

El zaguero, que había sido acusado por la FA de conducta impropia, apeló el lunes la sanción y no cumplirá el castigo de tres encuentros. Por su parte, Diego Costa, que no fue amonestado por el árbitro después de haber agredido a Laurent Koscielny, tiene hasta las 17:00 horas para presentar alegaciones ante el máximo organismo del fútbol inglés, que le acusó de conducta violenta durante el partido.