Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JORNADA 28 | FC BARCELONA 2-2 DEPORTIVO

El Deportivo obra el milagro en la fiesta de Xavi en el Camp Nou

El Deportivo de La Coruña obró el milagro en el Camp Nou y seguirá en la Liga BBVA, después de un partido agónico para los deportivistas y festivo para los azulgrana, que celebraron el título de Liga y despidieron a uno de los mitos, Xavi Hernández, que dijo adiós al Camp Nou tras 17 años.

Agencias | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 14:02 horas

Celebración Bercelona

Celebración Bercelona / Getty Images

El FC Barcelona ha empatado este sábado contra el Deportivo de La Coruña (2-2) en la última jornada de la Liga BBVA, un resultado que dejaba al Barça listo para la celebración del título liguero, conquistado en la anterior jornada, y al Depor en la máxima categoría gracias a remontar un 2-0 inicial para el Barça y meterse así en la fiesta sabiendo que jugarían un año más, tras verse muchos minutos en la Liga Adelante, en la elite.

Tras el primer gol del Barça, obra de Messi en el minuto 5, y hasta el empate del héroe Salomao en el minuto 76, el Depor estuvo en la segunda categoría del fútbol español. El 2-0, y el juego ofrecido por los de Víctor Sánchez del Amo, daba pocas esperanzas a los gallegos pero la relajación blaugrana hizo acto de presencia y, en dos acciones puntuales, el Depor obró el milagro y en A Coruña ya bendicen al pie de Salomao.

Con el empate se acabó el partido. Fue una falta directa que sacó Medunjanin, con un trallazo y con un segundo tiro incluido después del primer rechace de la segunda blaugrana. El segundo le cayó a Salomao y puso la puntera para batir a Masip, de nuevo haciendo la estatua igual que en el primero. Un gol que no era solo el empate, era la permanencia. Y al final lo celebraron sobre el césped mientras ya se preparaba la fiesta del Barça, con las dos plantillas en el césped.

Y es que el partido era una fiesta para el Barça, la de celebración del título de Liga ganado en la penúltima jornada en el Vicente Calderón, pero para el Deportivo era todo lo contrario. Una final en toda regla para un Depor que se jugaba la permanencia, y la ganó con mucho sufrimiento. Un empate podía valer el seguir en la Liga BBVA pero solo el triunfo les dejaba sin depender de nadie en la máxima categoría. Al final bastó el punto conquistado.

Pese a que el Barça no se jugaba nada, solo el poder empezar la fiesta tras ganar un último partido en casa, se impuso con dos goles de Leo Messi. Un partido plácido, de poco fútbol, donde el Barça dominó y dispuso de más ocasiones, aunque pocas. Marcó el argentino dos goles, el primero de cabeza y el segundo tras una gran generosidad de Neymar en una contra, y el Depor solo había tenido una ocasión.

Fue al borde del descanso, cuando Cavaleiro remató forzado fuera. No se había acercado hasta ese momento el Depor a la portería defendida esta vez por Jordi Masip, en su primer encuentro de Liga de la temporada. También debutó con la camiseta blaugrana Vermaelen, como titular además, tras dejar atrás sus lesiones. Y jugó Douglas, quien salió como un tiro pero se fue apagando.

Iniesta por Xavi, el relevo natural

El momento más mágico del partido, que no de la tarde-noche, se vivió cuando el gran protagonista, Xavi Hernández, fue sustituido por Andrés Iniesta. Un relevo natural que el año que viene se traducirá en que el '8' hará más de '6', en la primera temporada en la que el manchego no hará de escudero de Xavi pues el de Terrassa estará en Catar jugando para el Al Sadd, y emprendiendo una nueva era en su carrera.

Ovacionado en todo momento, en cada una de las pelotas que tocaba al inicio del partido, y coreado por un Camp Nou lleno hasta los topes, la grada del feudo blaugrana se vino abajo cuando Luis Enrique decidió cambiarle en el minuto 86. Un largo aplauso y gritos de 'Xavi, Xavi!' dijeron 'hasta pronto' al centrocampista, quien se despide por ahora pero asegurando que su objetivo es volver como técnico o como director deportivo. '#6ràcies Xavi'.