OPINIÓN

Casillas tira la toalla ante el tándem Rubiales-Irene Lozano

El 17 de febrero Iker Casillas anunció que se presentaba a las elecciones de la RFEF. 119 días más tarde anuncia que retira su candidatura. ¿Qué ha pasado? Rafa Ferández nos aporta su análisis de lo sucedido.

Rafa Fernández

Madrid | 16.06.2020 17:35

Irene Lozano, Luis Rubiales e Iker Casillas
Irene Lozano, Luis Rubiales e Iker Casillas | Ondacero.es

El núcleo duro de la candidatura de Iker Casillas, con su manager Carlo Cutropia y la consultoría de Luis Arroyo pueden ser top en la élite de la política nacional e internacional pero son absolutamente desconocedores de las cloacas federativas que es donde se ganan las elecciones. Desde ese entorno de Iker se ha lanzado el mensaje de que llevaban un año trabajando en la candidatura. La pregunta es: ¿a qué se han dedicado? Si esperaban una alfombra roja ya tienen la respuesta, una mesa con clavos. Todos anteponemos la salud en un momento de pandemia, pero todos hemos tenido que trabajar de otra forma. Si te vas a presentar a unas elecciones no puedes parar porque el resto no para. Las reuniones telemáticas son la nueva normalidad de trabajo. Esa excusa no vale.

"En las cloacas federativas se ganan las elecciones"

Iker tiene razón al denunciar un proceso que no es justo ni transparente, pero ¿quién le dijo que iba a ser así por ser él? Si realmente quiere volver a intentarlo le recomiendo humildemente que no cuente con los que le vendieron eso. Mientras Iker pensaba que su nombre y palmarés serían suficientes, Rubiales se movía en los despachos como pez en el agua y escribía a la Secretaria de Estado un guión con varios hitos... Primero Rubiales y su secretario general Andreu Camps convencieron a Irene Lozano para cargarse al responsable jurídico del Consejo Superior de Deporte (CSD) Ramon Barba, quien se había mantenido firme ante las presiones de la Federación en diferentes ámbitos. Con Barba fuera, todo era más fácil para convocar anticipadamente las elecciones. Sin embargo el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) dijo que no, pero ahí Irene Lozano demostró que tenía el guion escrito por Rubiales y que no lo iba a cambiar y, en una decisión sin precedentes, autorizó ese adelanto contra los intereses de Casillas .

"Iker tiene razón al denunciar un proceso que no es justo"

La aparición del coronavirus llevó a la inevitable paralización de las elecciones. Aunque la Federación las intentó mantener hasta el último instante, esta vez se paró el proceso y muchos pensaron que Iker volvía a tener esa flor que tantas veces le acompañó en su carrera. Durante la pandemia Rubiales siguió trabajando en su candidatura mientras Casillas esperaba paciente que los acontecimientos le pusieran todo de cara. Sin embargo, y a pesar de sus juicios e imputaciones, Rubiales siguió afianzando su relación con Irene Lozano con los Pactos de Viana. En una reunión con otras federaciones, Irene Lozano vio la luz para hacer el último favor a Rubiales. Le pidieron hacer hábil agosto, justo lo que necesitaba para que Luis tuviera sus elecciones en verano con estamentos pro-Iker de vacaciones: futbolistas y entrenadores. Con este proceso electoral en pleno estado de alarma, Rubiales se aseguró que ninguno de los juicios que tiene pendientes, tanto él como varios miembros de su directiva, llegará antes de las elecciones. Además deja sin tiempo de reacción a un rival que esperaba 'fair play'.

"Durante la pandemia Rubiales trabajó en su candidatura"

Iker ha tenido la oportunidad de impugnar el proceso pero ha elegido irse en silencio para tranquilidad y felicidad de Rubiales e Irene Lozano. Quizá le faltaron trabajo, valentía y necesidad. Muchos comprarán que las elecciones a presidente son el 17 de agosto y que hay tiempo para competir, pero la realidad es que el 24 de junio se termina el plazo para presentarte a la Asamblea que elegirá al presidente. Una trampa muy bien orquestada, y es que los fontaneros de Rubiales conocían mejor las tuberías que los de Iker. Seguramente no hay nada reprochable legalmente a lo que realiza Rubiales para ser reelegido, pero contrasta con otras federaciones como la de Atletismo que ha anunciado que estos días sus comicios, pero para noviembre. La ética de unos y la de otros.

"Iker ha elegido irse en silencio para tranquilidad y felicidad de Rubiales y Lozano"

Iker sabe que ganaría si votaran los 23.000 censados pero Rubiales sabe que con una asamblea controlada por las territoriales el voto se consigue en las "alcantarillas". Quizá por eso instauró repartir 100.000 € anuales a cada presidente territorial, dice que para la "profesionalización" de esas federaciones.

Seguro que te interesa...

-Iker Casillas abandona la carrera para presidir la RFEF: "Es el momento de sumar y no dividir"

-Iker Casillas no se presentará a la RFEF por "falta de tiempo"