Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

VIO LA SEGUNDA AMARILLA POR FINGIR UNA FALTA

Cara y cruz para Vinicius: golazo con el Castilla... y expulsión ante el Celta B

Vinicius mostró su lado oscuro ante el Celta B. A pesar de marcar un golazo de falta y salvar al Castilla, el brasileño fue expulsado por doble amarilla y en su camino se señaló el escudo del Real Madrid mientras miraba a la grada. Las amonestaciones, por encararse con un rival y por fingir una falta.

redacción | Madrid
| 21/10/2018
Vinicius se señala el escudo tras su expulsión

Vinicius se señala el escudo tras su expulsión / agencias

Vinicius sigue creciendo como jugador en Europa en el Castilla. Tras ser el descarte de Julen Lopetegui en la derrota del Real Madrid ante el Levante, el brasileño ha evitado la derrota de los de Solari ante el filial del Celta en un partido en el que dejó un golazo como luz y su primera expulsión como sombra.

El ex del Flamengo volvió a dejar muestras de que la Segunda B o se le ha quedado o se le está quedanddo pequeña. Vinicius, activo, fue el jugador más vigilado por los celestes, que se tuvieron que emplear a fondo para pararle. Con todo, el brasileño perforó el arco vigués con un gran lanzamiento de falta. Es el segundo tanto que mete de esta manera con el equipo de Solari.

Pero no todos fueron buenas noticias para él. Tras ver una primera amarilla por encararse con un rival, Vinicius puso rumbo a vestuarios expulsado por doble amonestación después de fingir una falta en el minuto 85. En su camino, se señaló el escudo ante la grada gallega.

Vinicius, que le costó al Real Madrid 45 millones de euros, sigue teniendo problemas para entrar en los planes de Julen Lopetegui, y de momento son el Castilla y Solari los que están aprovechando, en Segunda B, a un jugador que en cada partido reclama tener minutos con los 'mayores'. La Copa del Rey puede ser su 'salvación'.