Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EUROCOPA GRUPO D | TURQUÍA 0 - 1 CROACIA

Modric guía a una superior Croacia ante Turquía

Un golazo de Luka Modric le dio los primeros tres puntos a Croacia en la Eurocopa de Francia. Los croatas fueron superiores todo el partido a una Turquía que no propuso mucho fútbol, más bien puso un tono bronco al partido con muchas patadas y acciones al borde de la legalidad.

 | Madrid | 12/06/2016

Luka Modric celebra su gran gol contra Turquía

Luka Modric celebra su gran gol contra Turquía / Getty Images

Luka Modric, en un arranque de magia y genialidad, dio tres puntos a Croacia gracias a un tanto espectacular que acabó con Turquía (0-1) y encumbró a un jugador mayúsculo que comenzó la Eurocopa con una exhibición con la que derrotó al conjunto otomano.

Modric, solo Modric, fue capaz de desatascar un encuentro que hasta su golazo, en el minuto 41, estaba muy apagado, sin casi ocasiones para ninguna de las dos selecciones, ambas prácticamente sin ideas a lo largo del primer acto. El jugador del Real Madrid también estaba casi fuera de combate, sin apenas relevancia en el juego por culpa de la tela de araña que montó Fatih Terim en su zona del campo.

Pero jugadores como Modric solo necesitan un instante de inspiración para agitar los partidos. Es lo que tienen los genios y Modric lo es. Aunque no tocó la pelota en los primeros 45 minutos todo lo que debería, siempre lo hizo bien. Y, en muchas ocasiones, acabó en el suelo por las faltas turcas. Así intentaron anularle.

Mucha dureza de los turcos

Hasta que se paró el tiempo con su volea en el minuto 41, sólo Mario Mandzukic y Milan Badelj, con dos disparos inocentes, consiguieron disparar entre los tres palos de la portería de Volkan Babacan, que no tuvo problemas para detener la inocencia balcánica.

Croacia, con casi toda la posesión del balón, era incapaz de inquietar al cuadro otomano, que, con Arda Turan desaparecido en combate (preocupante su estado de forma), sólo apareció con la alegría de Hakan Çalhanoglu y con un cabezazo clarísimo de Ozan Tufan que se encontró casi sin querer Danijel Subasic. Esa ocasión pudo cambiar el partido.

Si Tufan hubiera estado más acertado, Croacia, por detrás en el marcador y sin ideas, habría sufrido muchísimo. Habría sido injusto, porque los hombres de Terim estaban tranquilos pero apáticos. Croacia no iba bien, pero, por lo menos, quería. Entonces, cuando el descanso estaba al caer, apareció Modric para crear la fotografía de la jornada.

Uno de los goles del torneo

El croata recogió un balón-globo desde 25 metros y, con una volea espectacular, batió a Babacan, que tal vez pudo hacer algo más para evitar el tanto. Terim reaccionó en el descanso sacando al terreno de juego a Volkan Sen y, pese a unos primeros impulsos esperanzadores para los turcos, el cambio no afectó al juego y Croacia tomó rápidamente el mando del partido con algo más de verticalidad.

Fruto de ese dominio, Darijo Srna dispuso de dos ocasiones seguidas muy claras. En la primera, mandó una falta al larguero. En la segunda, no tuvo puntería cuando tenía toda la portería para rematar el balón. Entonces, Terim se cansó de Arda Turan y le sentó en el banquillo con media hora de juego por delante.

Al jugador del Barcelona se le notó la inactividad de todo el curso. Necesita una pretemporada completa para poder enfrentarse a partidos de esta intensidad. Sin él sobre el campo, Turquía aumentó un punto sus revoluciones.

Tres puntos vitales

Croacia, que por fin se había convertido en un equipo con Modric al mando de las operaciones, sufrió algunos de los empujones del cuadro otomano, que, sin embargo, no tuvo ocasiones claras. Croacia sí dispuso de más y pudo aumentar su renta, pero de nuevo el larguero se interpuso en su camino hacia el segundo gol.

Tras Srna, fue Perisic quien estrelló un cabezazo en un poste de la portería turca a falta de veinte minutos para que se parase el reloj. Después, Babacan salvó un remate de Marcelo Brozovic y a partir de ahí, el choque sufrió constantes interrupciones hasta el final.

Croacia supo aguantar su ventaja y Turquía acabó perdiendo por culpa de Luka Modric, que quiere hacer algo grande con su selección en esta Eurocopa para repetir la gesta de la Croacia de Suker, que fue tercera en el Mundial de 1998. De momento, va por buen camino. En su estreno, fue 'Magico' Modric.